abc Radio


En Tijuana, el muro se transforma en arte

Mientras que el presidente Donald Trump prepara la construcción de un muro entre Estados Unidos y México, cientos de artistas se unen del lado mexicano para transformar un tramo de la valla fronteriza existente en un gran mural que transmita un mensaje de unidad y esperanza.

En Tijuana, artistas y ciudadanos han empezado a pintar los dos primeros kilómetros de la vieja barrera divisoria de tres metros de altura erigida en 1994.

Lo que comenzó como un proyecto artístico se ha convertido en una protesta social en contra de las políticas xenófobas de Trump, explica Enrique Chiu, fundador del Mural de la Hermandad.

La obra se inició en el extremo oeste del muro, en la playa donde la frontera metálica se interna más de 20 metros en el Océano Pacífico.

La zona es conocida como el Parque de la Amistad, un punto de encuentro binacional donde familias de ambos países pueden reunirse los fines de semana para conversar a través de los huecos de grandes rejas metálicas de seis metros de altura.

“Lo que buscamos es mandar un mensaje de unión. Es una forma de utilizar el arte para expresar pacíficamente nuestro rechazo a las ideologías que buscan separarnos”.

Chiu comenzó pintando un segmento en la frontera en 2013 con una obra dedicada a las madres mexicanas deportadas, que plasma el sentimiento de dolor provocado por la separación de sus hijos.

La idea para el Mural de la Hermandad comenzó a forjarse a finales de 2016. Su objetivo era transformar un espacio de separación física en un punto de convivencia artística e intercambio de ideas.

Con la llegada al poder de Trump, en enero, y la firma de la orden ejecutiva para la construcción de un nuevo muro fronterizo, el proyecto comenzó a tomar más fuerza entre la comunidad artística.