abc Radio


Estar encerrado es difícil, pero ¿en un volcán?

Seis investigadores financiados por la NASA ingresaron en una
cúpula geodésica situada en un volcán remoto en Hawaii para
estudiar la conducta humana en una exploración espacial prolongada
que incluye una travesía a Marte.

Los científicos permanecerán durante ocho meses en el volcán
Mauna Loa de la Isla Grande de Hawaii.

El equipo no tendrá contacto físico con gente en el mundo
exterior y sus comunicaciones tendrán un desfase de 20 minutos, el
tiempo que tardaría un mensaje electrónico en llegar de Marte a
la Tierra.

El experimento evaluará los problemas psicológicos asociados
con la vida en aislamiento y confinamiento durante un tiempo
prolongado.

La agencia espacial estadunidense espera enviar seres humanos a
largas travesías espaciales, incluso a Marte, para la década de
2030.

"Esperamos descubrir la mejor manera de seleccionar a los
astronautas, constituir una tripulación y apoyarla en misiones
espaciales de larga duración", dijo la investigadora principal,
Kim Binstead, profesora de la Universidad de Hawaii.

Dijo que los plazos que se ha fijado la NASA son realistas a
menos que la agencia espacial "reciba órdenes del nuevo Gobierno
de hacer algo distinto".

El equipo de transición del presidente electo Donald Trump no
respondió a un pedido de declaraciones sobre el plan de la
NASA.

El comandante de la misión es James Bevington, un científico
espacial e investigador de la Universidad Espacial Internacional.
El equipo incluye ingenieros, un científico en computación, un
estudiante de doctorado y un especialista biomédico.

Fueron seleccionados entre 700 postulantes sometidos a exámenes
cognitivos y de personalidad que incluyeron entrevistas largas.