abc Radio


Hallan guardadito de marihuana en tumba de hace dos mil años

Trece plantas de cannabis en extraordinario estado de
conservación han sido recientemente descubiertas por un equipo de
arqueólogos en una tumba de más de 2 mil años en la ciudad china
de Turpan (noroeste), en la antigua Ruta de la Seda, publica en su
último número la revista científica Economic Botany.

El descubrimiento, por parte de un equipo dirigido por el
arqueólogo de la estatal Academia China de Ciencias Sociales Jiang
Hongen, es un hallazgo “único”, subrayaron los expertos.

Las nuevas evidencias “amplían nuestro conocimiento sobre
cómo las antiguas culturas eurasiáticas utilizaban la planta en
rituales y con usos médicos”, añadieron los descubridores,
entre ellos Robert Clark, de la Asociación Internacional del
Cáñamo.

Las plantas se encontraron en la tumba de un adulto de 35 años
con aspecto caucásico, quien fue enterrado en la zona donde se
encuentra el actual oasis de Turpan, tendido en un lecho de madera
con una almohada de esteras bajo su cabeza.

Las plantas, cada una de alrededor de un metro de longitud,
fueron colocadas diagonalmente sobre el pecho del fallecido, con
las raíces apuntando a su pelvis y la parte superior de las
plantas colocada justo bajo su barbilla.

Las pruebas de carbono indican que la tumba, de cuyo
descubrimiento se hizo eco también la revista National Geographic,
podría tener entre 2 mil 400 y 2 mil 800 años de antigüedad.

Según Jiang, el hallazgo da fuerza a evidencias anteriores que
sugieren que el consumo de cannabis (también conocido como
marihuana o hachís) fue “muy popular” en las estepas
eurasiáticas ya hace miles de años.

La tumba es una de las 240 que se han excavado en el cementerio
de Jiayi de Turpan, y se cree que perteneció a la llamada cultura
Subeixi, conocida también como el reino Gushi, que ocupó la zona
hace 2 mil o 3 mil años.

En esa época, el oasis ya debió ser un importante lugar de
paso en la Ruta de la Seda, durante siglos principal arteria
comercial entre Oriente y Occidente.