abc Radio


Irlandeses sacan lo “mocho”

La Oficina Meteorológica de Irlanda (Met Éireann) confirmó que ha recibido durante este año “múltiples” quejas de ciudadanos sobre el vestuario demasiado “glamuroso” de las presentadoras del tiempo en la televisión pública (RTE).

Según los datos facilitados a una emisora de radio dublinesa, 78 telespectadores escribieron hasta el pasado noviembre a Met Éireann para protestar por la ropa elegida por las meteorólogas, a quienes, en algunos casos, calificaron de “ridículas” o preocupadas en exceso por el glamur.

Una persona consideró que algunas de las prendas de las presentadoras eran demasiado sexis y que, en consecuencia, era “difícil creerles” cuando pronosticaban la llegada de mal tiempo.

“Es difícil creer que tenemos este frío ahora teniendo en cuenta cómo van vestidas las presentadoras. Tienen un aspecto ridículo”, protestó un televidente.

Otro de los problemas planteados por algunos televidentes es la velocidad a la que hablan los meteorólogos en la pequeña pantalla.

“Uno en particular -dice otro espectador- va a tanta velocidad que es imposible descifrar una sola palabra”.

No obstante, la mayoría de las quejas se refirieron a la supuesta falta de exactitud de los pronósticos meteorológicos, sobre todo de aquellos que anticipaban sol y buen tiempo y fallaron.

“Madre mía, no distéis una con la previsión para este fin de semana. ¿Entre 19 y 20 grados y Sol? Buscaros otro trabajo e intentad ganar la lotería”, escribió un indignado.

Otro había pedido dos días de vacaciones en su trabajo para hacer un puente y disfrutar del esperado Sol durante más días, pero Met Éireann, lamentó, “se las ha apañado para arruinarme el fin de semana y los días libres”.

Como sucede también en otros países, varias quejas se dirigieron hacia el supuesto énfasis que ponen los informativos meteorológicos en el tiempo de Dublín, la capital del país.

Y entre las más “serias”, figura la de un capitán de barco que llega a afirmar que los fallos en las predicciones ponen en riesgo las vidas de la “gente en el mar”.

“No entiendo -recalcó- por qué continúan dando previsiones que son tan terriblemente incorrectas. Como capitán, tengo que tomar decisiones, a partir de sus poco cuidadosos pronósticos, que afectan a muchas vidas”.

Un portavoz de Met Éireann reconoció al diario “Irish Independent” que el número de quejas por la vestimenta de sus expertas ha crecido en los últimos años, pero indicó que la agencia “también recibe muchos comentarios positivos y felicitaciones”.