abc Radio


La vaquita marina se acerca a su inminente extinción, sólo quedan 10 ejemplares

La especie está al borde de la extinción con menos de una docena de ejemplares, por lo que se espera mayor presión internacional de las organizaciones ambientalistas al gobierno.

Quedan tan sólo diez ejemplares de vaquitas marinas en el Alto Golfo de California y eso pone en máxima alerta a las autoridades mexicanas y al sector pesquero, debido a la presión internacional para la protección de esa especie y también de Estados Unidos.

El representante de las cooperativas del Golfo, Carlos Tirado Pineda, informó que para el comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Roberto Aviña Carlín, representa una situación muy seria para el país.

“En la reunión de Mexicali, el comisionado habló acerca de los problemas que se han presentado en el Alto Golfo y de alguna manera, México está en peligro de sufrir un embargo total y por tiempo indefinido”.

Agregó que el mismo secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Víctor Manuel Toledo, reconoció que la situación es seria y que es bueno que se conozca el problema.

Dijo que las organizaciones ambientalistas internacionales presionan constantemente a México para que haya protección a la vaquita, de lo contrario, se puede sufrir un embargo pesquero por parte de Estados Unidos, que sería un golpe muy fuerte para el poblado, que ha luchado muy fuerte en los últimos cinco años.

Cabe señalar que hace cinco años comenzó la veda que busca proteger a la vaquita marina, debido a que el Alto Golfo es la única región del mundo en donde vive y se reproduce, y en los últimos meses la población de esa especie se ha reducido drásticamente.

En la reunión, el secretario dio la mala noticia / Cortesía | Carlos Tirado

La presión de las organizaciones ambientalistas internacionales ha sido constante, y el gobierno mexicano implementó una veda en la cual se prohibía todo tipo de pesca en el poblado, con el fin de que la vaquita sea protegida y pueda reproducirse sin problemas, sin embargo, a pesar de que no hay pesca, no ha crecido el número de ejemplares.

Desde entonces, el sector pesquero de la región ha buscado alternativas, pero hasta la fecha no han encontrado ninguna.

Quedan pocas vaquitas marinas en el Alto Golfo, y la presión internacional por protegerla aumenta significativamente para el gobierno mexicano, que enfrenta la amenaza real de un embargo pesquero total.