abc Radio


Los diamantes grandes develan el funcionamiento interno de la Tierra

WASHINGTON.- Los diamantes grandes develan el funcionamiento
interior del manto de la Tierra, inaccesible para la observación
científica, según un nuevo estudio publicado hoy por la revista
especializada Science.

El estudio, del equipo liderado por el investigador posdoctoral
del Instituto Gemológico de América (GIA, por su sigla en
inglés), Evan Smith, examinó el tamaño y la calidad de los
diamantes para destapar indicios sobre la geología de la
Tierra.

Los investigadores estudiaron las propiedades de diamantes con
características similares a piedras famosas como el diamante
Cullinan, conocido como "Estrella del Sur"; "La Constelación ",
uno de los brillantes más caros del mundo; y Koh-i-Noor, que
significa "Montaña de Luz" en persa.

Este estudio podrían implicar un mejor entendimiento del
reciclaje de las rocas superficiales en el manto de la Tierra y una
mejor comprensión del almacenamiento y ciclo profundo de carbono e
hidrógeno en el manto, a través del tiempo geológico.

"El nuevo entendimiento sobre este tipo de diamantes resuelve
uno de los mayores enigmas del estudio de la formación de
diamantes: cómo los diamantes más grandes y más valiosos se
formaron", explicó Smith.

Algunas investigaciones ya preveían que estos diamantes
preciosos se encontraban a una profundidad de más de 250
kilómetros y contenían pequeñas cantidades de hierro metálico y
un oxígeno limitado, sin embargo las inclusiones metálicas y el
metano e hidrógeno que rodea a estos diamantes proporcionan
"evidencia física consistente y sistemática" que lo
demuestra.

"Algunos de los diamantes más grandes y valiosos, como el
Cullinan o 'Promesa de Lesotho', exponen unas características
físicas que han llevado a muchos a considerarlos diferentes de
otros diamantes más comunes", aseguró el director de la
investigación y del desarrollo del estudio de GIA, el doctor Wuyi
Wang.

"Sin embargo -agregó-, la manera en que se forman estos
diamantes y lo que ello trasladaba sobre la Tierra ha permanecido
un misterio hasta ahora".

Este tipo de diamantes, similares al Cullinan, se diferencia del
resto, ya que en ocasiones cuenta con pequeñas inclusiones
metálicas que coexisten con rastros de fluidos de metano y de
hidrógeno.

Además, algunos contienen inclusiones de minerales que
demuestran que estos diamantes preciosos se formaron a altas
profundidades de entre 360 y 750 kilómetros en la convección del
manto, en lugar de a una profundidad de entre 150 a 200
kilómetros, en la parte continental de los platos tectónicos,
como el resto. EFE