abc Radio


Modelo desafía las pasarelas en silla de ruedas

Alexandra Kutas, una morena de 23 años en silla de ruedas desde
su nacimiento, desfiló en la reciente Fashion Week de Kiev. Un
sueño cumplido y, sobre todo, una victoria para los minusválidos
de Ucrania.

En un trono de madera portado por cuatro hombres, Kutas, con un
vestido negro largo, saludó al público. Fue la primera modelo con
una minusvalía en desfilar en el país en un evento de este
calibre.

“Quería desfilar para demostrar que una chica en silla de
ruedas puede ser vista como una profesional de primera
categoría”, explica.

La joven de cabello largo siempre soñó con ser modelo. Durante
años envió cartas a las agencias, que rechazaron educadamente su
candidatura.

“Me dijeron que era muy guapa pero que no sabían cómo
podrían representarme porque el mercado todavía no era maduro
para eso”.

Kutas está en silla de ruedas desde su nacimiento por una
lesión en la médula espinal provocada por un error médico.

Estudió en una escuela normal. Como el centro no tenía
escaleras mecánicas ni rampas, su padre y su abuelo la
subían.

“Sí, fue difícil, en nuestro país todo es más difícil
para una persona con movilidad física limitada”, denuncia.
“Todo el mundo lo sabe”. “UNA GRAN INSPIRACIÓN”

En 2012 estaba almorzando cuando un fotógrafo se acercó a ella
y le preguntó si quería ser modelo. Ella aceptó y la experiencia
le gustó. Pero tenía “la impresión de que no había modelos
con minusvalías” y perdió autoestima.

Un día vio un desfile del británico Alexander McQueen, quien
en 1999 eligió como modelo a Aimee Mullins, una atleta
paralímpica amputada de las dos piernas.

“Fue una gran motivación, una gran inspiración para mí. Me
pregunté por qué si fue posible en 1999 no podría serlo hoy para
una chica en silla de ruedas”, declara.

Más tarde, al enterarse de que un grupo de jóvenes
diseñadores italianos, FTL MODA, invitó a modelos con
discapacidades a participar en la Fashion Week de Nueva York,
entendió que el mundo estaba preparado para un cambio. CONSEJERA
DEL ALCALDE

El diseñador ucraniano Fiodor Vozianov formaba parte de los
escépticos. No se imaginaba que el universo de la moda en su país
estuviera un día preparado para aceptar modelos alejadas de los
cánones de belleza típicos.

Pero cuando conoció a Alexandra Kutas quedó prendado por la
confianza que desprendía la joven y decidió darle una
oportunidad. “Las personas no son todas iguales, somos
distintos” y “sería extraño prohibir en los podios a una
parte de nuestro mundo”.

Ahora Alexandra Kutas es una modelo en alza en Ucrania, un país
donde los minusválidos estuvieron mucho tiempo discriminados y,
durante la época soviética, llegaron a tener que vivir
ocultos.

La joven también es consejera del alcalde de su ciudad natal,
Dnipro, cerca de la zona rebelde prorrusa del este de Ucrania.

Su tarea consiste en facilitar las condiciones de vida a los
discapacitados, algo esencial por la guerra entre los rebeldes y el
ejército ucraniano, que causó más de 10 mil muertos y 23 mil
heridos, muchos de ellos amputados.