abc Radio

Ni al Barça ni al PSG, Neymar se une a La casa de papel

  • Alejandra Trujillo
  • Martes 27 de agosto de 2019
  • en Doble Vía

El futbolista brasileño interpreta a un monje durante varios capítulos de la tercera temporada

EFE
Madrid.- Ni al Barça ni al PSG: desde este martes, Neymar se une al equipo de La casa de papel, una de sus series favoritas, en la que interpretará a un monje durante varios capítulos de la tercera temporada, que se podrán ver en la plataforma digital Netflix desde este martes

El futbolista, que el pasado noviembre compartió una foto en redes sociales disfrazado con un mono rojo y una careta de Dalí junto a su compañero Kylian Mbappé, aparecerá en los capítulos 6 y 8 de la última temporada, que fueron emitidos sin el metraje con Neymar en julio a la espera de que se resolviera su acusación de violación.

Una vez archivó el caso la justicia brasileña por falta de pruebas, Netflix ha vuelto a subir dichos episodios, esta vez incluyendo las escenas de Neymar, ha explicado a EFE una fuente de la plataforma.

La producción española, que sigue a una banda de atracadores durante varios golpes, batió récords de audiencia con su tercera entrega, con más de 34 millones de espectadores en todo el mundo durante los siete días posteriores a su estreno. Las escenas del jugador brasileño, que aparecerá por primera vez en la serie, se grabaron a inicios de año.

El de Neymar es tan solo uno de los nombres en la lista de celebridades contagiadas por la fiebre de La Casa de Papel: además del jugador de futbol, el escritor Stephen King, la ganadora de Eurovisión 2018, Netta, o el cantante Romeo Santos se han declarado seguidores de la serie de Álex Pina, protagonizada por Úrsula Corberó, Álvaro Morte e Itziar Ituño, entre otros.

Sin embargo, la relación entre Neymar y la ficción es una de las más duraderas. Después de que el jugador compartió la imagen disfrazado como uno de los atracadores para felicitar el cumpleaños de Mbappé, la cuenta de Twitter de La Casa de Papel quiso darle la bienvenida al equipo y le ofreció cuatro nombres de “atracador”, para ocultar su identidad: Sao Paulo, París, Barcelona y Madrid.

Neymar declinó las cuatro opciones y escogió Santos, su apellido y el nombre del club brasileño en el que comenzó su carrera.