abc Radio


No más Satanacio, Thor o Robocop… Zacatecas le dice adiós a nombres feos

POR JUAN CASTRO

En el estado de Zacatecas se puede encontrar a Messi, a Kaká, a Beckham y hasta a Pelé, pero también a Lady Gaga y hasta Joan Sebastian.

Esos son algunos de los nombres registrados en la entidad que los padres les ponen a los niños, y por lo cual ya existe una iniciativa en el Congreso del Estado presentada por la diputada Guadalupe Isadora Santiváñez Ríos, para que en las oficinas del Registro Civil se pueda apercibir a los padres a no ponerle ese tipo de nombre a los niños.

En Zacatecas se encuentran nombres como Yu, Cal-el, Nahala, Nizza Desteny, Huguette, Thiago, William o Ailyn.

Otros han optado por nombres como Joseph, Shelvin, Andre y Saulo, además de Wraki, Cynthia Ixtlixóchitl, Géisel, Lizbetha Arturina, Odisea, Galáctea e Hypatia. Hay otros nombres como Zaid, Madisson, Lisardo, Itza, Dhaman, Jossleida, Noharis, Vannaly, Abihu, Roel y Mariley.

En el municipio de Guadalupe, se han detectado nombres como el de Edarik, Atzimba, Wenderfield, Crizotemix, Amizaday, Jathere, Nikte, pero también Kalvin, Dilan, Yeremic, Zahory, Destinity. A nivel nacional, se han presentado y en algunos lugares aprobado iniciativas similares, ya que se han detectado nombres como Usnavy Marina, Leydi Diana, y hasta Michel Knight, como el protagonista de la serie “El auto increíble”.

También hay un Christmas Day, hay una Zoila Flor del Campo, James Bond, Masiosare, Terminator, Lady Di, Aniv de la Rev, Hitler, Michael Jordan, Pocahontas, Robocop.

Está también Audelanio Supermán, John Lenon, Exsuperancio, Einstein Galileo, Alain Einstein Hussein, Satanacio, Chaplin Tachiro.

Existe además en Saltillo, Coahuila, el nombre Brhadaranyakopanishadvivekachudamani Erreh Muñoz.

Hay otros como Barbie Joscelyn, Rodolfo Gokú y Donjuan Tenorio, Oliver Manuel Bart, Barak Armando, Teo Skywalker, Hércules y Thor.
LES SUENAN BONITO

El oficial del Registro Civil de Zacatecas, Rafael Pedroza Hornedo, señaló que muchos bautizan a sus hijos con nombres estadunidenses o europeos de muy complicada pronunciación, pero como les suenan bonitos así los registran.

En ocasiones se trata de persuadirlos de que no lo hagan e incluso se les motiva a que les pongan otros nombres, pero no lo aceptan.

“Ahora la moda parece ser el empleo de apelativos de estrellas futbolísticas y nombres de personajes de las películas de moda y otros”.
LA INICIATIVA

A iniciativa de la diputada Guadalupe Isadora Santiváñez Ríos, se presentó el proyecto de Decreto por el que se adiciona un artículo al Código Familiar del Estado de Zacatecas, por medio del cual se hace la prohibición de la utilización de nombres “peyorativos, discriminatorios, infamantes, denigrantes, carentes de significado, o que constituyan un signo, símbolo o siglas, o bien que expongan al registrado a ser motivo de burla, con el objeto de que el mismo contribuya adecuadamente al desarrollo de su identidad”.

En este sentido, de aprobarse la iniciativa, el juez tendrá la facultad de exhortar a quienes registren a un niño que no usen nombres que puedan generar algún perjuicio al registrado.

Explicó que el derecho a la identidad es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano, y es necesario para poder beneficiarse de los otros derechos.

Desde el nacimiento, toda persona tiene derecho a obtener una identidad; ésta incluye el nombre, el apellido, la fecha de nacimiento, el sexo y la nacionalidad.

Se trata de una prueba de la existencia de una persona como parte de una sociedad, como individuo que forma parte de un todo; es lo que la caracteriza y la diferencia de las demás.

Los menores tienen derecho a poseer una identidad oficial, es decir, a tener un nombre, un apellido, una nacionalidad y a conocer la identidad de sus progenitores.

Dicho derecho es contemplado de manera constitucional en nuestro país, plasmado en su artículo cuarto, expresando lo siguiente:

Artículo 4.

“Toda persona tiene derecho a la identidad y a ser registrado de manera inmediata a su nacimiento. El Estado garantizará el cumplimiento de estos derechos.”

En este sentido, el Registro Civil, una institución de carácter público y de interés social por medio de la cual se inscriben y publicitan los actos constitutivos, modificativos y extintivos del estado civil de las personas, es necesario que el Registro Civil proporcione los medios administrativos, técnicos y jurídicos que den certeza a los actos registrales y que permitan a los ciudadanos las constancias que los prueban.

Las actas del registro civil son los documentos en donde se hace constar de manera auténtica todos los actos y hechos relacionados con el estado civil de las personas físicas, mediante la intervención de funcionarios dotados de fe pública, denominados Oficiales del Registro Civil, y un sistema organizado de publicidad.

La inscripción en el Registro Civil y la concesión de la nacionalidad le proporcionará al recién nacido la capacidad jurídica. Es decir, será reconocido como miembro de la sociedad, por lo que tendrá una serie de derechos y obligaciones.

Además, tendrá acceso a los diferentes servicios necesarios para desarrollarse y construir su vida y su porvenir, como la educación y la sanidad.

La identidad les permite a los menores beneficiarse de la protección legal, al ser amparados por sus padres y el estado.

Podrán beneficiarse del régimen de protección de menores vigente en el país.

Las personas no registradas, comúnmente no son tomadas en cuenta en la planificación del desarrollo social, siendo prácticamente invisibles a la hora de tomar importantes decisiones políticas y presupuestarias.

No obstante, en ocasiones los nombres empleados para dar la identidad a la que se tiene derecho suelen ser peyorativos, discriminatorios o carentes de sentido, generando así un daño a la integridad del menor, toda vez que suelen generarle afrenta.

En este sentido, la presente iniciativa, pretende que dentro de las facultades del Juez del Registro Civil se encuentre la de exhortar a quienes registren al menor de evitar el uso de nombres que puedan generar algún perjuicio al registrado.

De esta manera, la adición se haría de la siguiente manera:

ARTÍCULO 37 BIS. El Oficial del Registro Civil orientará a quien presente al menor para que el nombre propio con el que se pretende registrar no sea peyorativo, discriminatorio, infamante, denigrante, carente de significado, o que constituya un signo, símbolo o siglas, o bien que exponga al registrado a ser motivo de burla, con el objeto de que el mismo contribuya adecuadamente al desarrollo de su identidad.