abc Radio


No, sin mi mejor amigo: crecen los lugares petfriendly

Micaela de la Maza es una gran amante de los animales. Ella y su perro
Colega
siempre han disfrutado juntos de su tiempo libre pero, a veces, resultaba complicado. “No había información fiable sobre lugares de ocio para ambos; así que cuando viajaba me encontraba, como todos los dueños de perros, pasando frío en alguna terraza”, comenta.

Así es como hace cinco años se lanzó a la aventura de crear el primer directorio
dogfriendly
en su país, España, al que llamo

SrPerro

, que ofrece información para disfrutar junto a tu mejor amigo en diferentes ciudades de ese país europeo. “El objetivo es fomentar el ocio con perros y facilitar la vida a quienes disfrutan el doble cuando pueden hacerlo en compañía de sus canes”, asegura.

Restaurantes, cines, peluquerías, hoteles, transportes, playas, casas rurales, tiendas o balnearios, son algunos de los lugares donde pasarlo bien juntos. Además la web y la app móvil ofrecen consejos sobre educación canina, leyes y proyectos solidarios.

undefined

Nacido del corazón

En el Reino Unidos son habituales las residencias de ancianos
petfriendly
; en Francia y Bélgica puedes acudir con tu perro a restaurantes, centros comerciales o farmacias y en la mayor parte de la zona norte del continente europeo las mascotas viajan en el transporte público sin bozal ni jaula, independientemente de su tamaño.

Micaela recuerda que “cuando se permitió el acceso de perros en el metro de Barcelona, se armó un gran revuelo y lo mismo en Madrid, donde además están relegados al último vagón. Al comprobar que no generan problemas, todo volvió a la normalidad”.

Asegura, además, que el mayor problema está en los viajes de grandes distancias donde los perros no pueden viajar, dependiendo de los países.

undefined

“Los carteles de prohibido perros son un termómetro de cómo se ve a los canes en cualquier lugar; son un detector express de lugares que no quiero conocer. Los sitios donde son simpáticos con los perros, lo son también más con los humanos”, asegura Micaela.

Igualmente destaca que “hay empresas que no tienen nada que ver con los animales y se involucran para compartir un mensaje a favor de la adopción; algo común en otros países. Se alían con alguna protectora y crean campañas que fomentan el acogimiento”.

undefined

Dependiendo de las ciudades existen lugares que permiten la compañía de amigos animales, desde librerías, tiendas de moda, de bisutería o locales de comida.

En el programa DOGspital, los pacientes ingresados en el hospital Can Misses de la isla española de Ibiza pueden recibir la visita de sus animales. Al igual que sucede en algunos centros de Canadá o Estados Unidos, reconociéndose de esta manera los beneficios y la importancia de nuestras mascotas en la salud humana.

undefined

Para Micaela, además ·son muy necesarias las charlas en colegios para enseñar a interactuar con los canes y garantizarles bienestar. Es lo que a la larga logrará el cambio. Y hacen falta leyes que les proteja. El maltrato es demasiado común y pocas veces se castiga. Es dramático que España siga siendo líder en el abandono animal”.

Amigos hasta el final

En la Residencia Barcelona de la capital catalana, desde 1993 abrió sus puertas a los ancianos y a sus mascotas, bien en modo visita o como alojamiento.

Perros, gatos, tortugas, pájaros o peces han vivido en sus instalaciones como uno más, alegrando a los inquilinos, ya que mejoran la sociabilización de los mayores, evitan traumas de separación y les hace sentirse útiles.

undefined

Según asegura su directora, Silvia LLuch: “los animales siempre se adaptan bien porque ellos están felices donde estén sus dueños”. Además, también los trabajadores pueden llevar a sus animales. “Los que tenemos animales sabemos lo que significa poder ir juntos a todos los lados”, sentencia Lluch.

Tal es su amor hacia los animales que “ante el fallecimiento de un residente, el centro se encarga de buscar un dueño adecuado al animal, pero hasta entonces, vivirá en la residencia”, asegura la directora.

La sociedad progresa hacia un futuro más respetuoso con los animales, aún así, Micaela recuerda que “no todos están preparados para tener animales. Es una decisión que hay que meditar mucho, siempre pensando en el bienestar del animal y no en cómo te alegrará la vida o cuanta compañía te hará. A veces no nos los merecemos”, concluye.

undefined