abc Radio

Perrito pierde juicio contra su exdueña acusada de maltrato

Aunque reconoció la veracidad de los malos tratos, el juez consideró que no había suficientes elementos probatorios para imponer cargos formales a la acusada

AFP

La exdueña de “Campeón”, un tierno perro que fue maltratado cuando tenía tan solo seis meses, fue absuelta este viernes por un tribunal de la ciudad costarricense de Atenas tras no haber podido demostrarse que fue la autora de los malos tratos, informó la fiscalía.

Ahora de dos años y dos meses de edad, “Campeón” asistió el lunes y el viernes al primer juicio realizado en el país por maltrato a un animal en una pequeña sala de audiencia atiborrada de gente.

Como ocurrió el primer día de audiencias, el comportamiento del perro este viernes fue ejemplar, según informaron medios locales.

Aunque reconoció la veracidad de los malos tratos sufridos por el animal en noviembre de 2017, el juez Mario Rodríguez consideró que no había suficientes elementos probatorios para imponer cargos formales a la acusada.

En efecto, el hermano de esta, que fue quien alertó a la Fundación Animales Atenas, no compareció ante el tribunal para dar su testimonio, que habría sido sin duda decisivo, dijo la fiscalía.

El cachorro, rescatado por Dora Castro, presidenta de la fundación de protección animal, era mantenido atado con una cuerda extremadamente apretada que le produjo una herida profunda en el cuello.

Además, sufría desnutrición y estaba lleno de pulgas, de acuerdo con el veterinario que lo trató durante los 20 días posteriores al rescate.

Castro presentó una denuncia en enero de 2018 invocando una ley que establece penas de entre seis meses y tres años de cárcel por malos tratos que resultan en la muerte de un animal, de seis meses a dos años por actos de crueldad y multas por malos tratos menos graves.

En un albergue con una docena de otros perros, “Campeón” luce totalmente recuperado un año y medio después.

Curioso, exploró el tribunal el primer día de audiencia y compareció con amabilidad y timidez ante la prensa y sus fans. La única consecuencia visible de los malos tratos es que no soporta los collares y ahora debe ser atado con un arnés, explicó Castro.