abc Radio


Porta “armadura” de basura para luchar contra la contaminación

Un hombre cargado de bolsas plásticas con su basura se pasea
por Nueva York desde hace dos semanas: es Rob Greenfield, que
espera atraer así la atención sobre la enorme cantidad de basura
generada por los estadunidenses.

Este defensor del medio ambiente que en tiempos normales casi no
produce basura, decidió consumir durante un mes como un
estadounidense promedio, y generar así unos 2 kg de basura
diarios.

Por la primera vez en cinco años come pizzas, hamburguesas,
papas fritas, latas de refresco. Y los embalajes, los envases, los
frascos de helado vacíos se acumulan en decenas de bolsas de nylon
que lleva colgados de su cuerpo.

“Me zambullí totalmente en la manera estadounidense de
producir desechos”, dice con una sonrisa este hombre que quiere
cargar su armadura de basura por la ciudad unas siete horas cada
día.