abc Radio


Recarga baterías la base espacial

La parrilla de energía solar de la Estación Espacial
Internacional recibió tres baterías nuevas durante la segunda
caminata espacial en una semana. El comandante Shane Kimbrough y el
tripulante francés Thomas Pesquet salieron de la base orbital para
enchufar las tres baterías de ion litio que se suman a tres
conectadas la semana pasada.

Al igual que entonces, el brazo robot de la estación ahorrará
a los humanos mucho tiempo a la hora de retirar las antiguas
baterías de hidrógeno-níquel por adelantado y colocando las
nuevas. El largo mecanismo robótico ha recibido el nombre de
Dextre, una abreviación de la palabra en inglés para
"diestro".

Kimbrough y Pesquet realizaron el trabajo rápidamente.
Conectaron las baterías en tres horas y dedicaron otras tres a
tareas diversas antes de regresar al interior. "Muchas gracias por
un gran trabajo. Ha sido un privilegio", dijo el control de
misión.

Pesquet, un astronauta novato, es el primer francés que realiza
una caminata espacial en 15 años. Dijo que fue "un gran día".

Las nuevas baterías son mejoras clave a largo plazo para el
sistema de energía solar de la estación, dijo la NASA.

Las baterías nuevas y viejas tienen las mismas dimensiones: un
metro (tres pies) de largo y ancho por medio metro (1.5 pies) de
altura -la mitad del tamaño de un refrigerador doméstico-, pero
las nuevas pueden acumular una carga mayor y conservarla por más
tiempo, de manera que se necesita la mitad que antes.

La NASA planea reemplazar las 48 baterías de níquel-hidrógeno
de la red eléctrica de la estación en los próximos dos o tres
años. El próximo lote de baterías de ion litio llegará a fines
de este año o inicios del próximo, cortesía de Japón.

Las baterías acumulan la corriente eléctrica generada por las
enormes olas solares para mantener los equipos en marcha cuando la
estación se encuentra del lado nocturno de la Tierra.

La mayoría de las baterías viejas serán lanzadas de regreso a
principios de febrero para desintegrarse en la atmósfera junto con
la nave de carga japonesa que las entregó el mes pasado.

En la caminata del 6 de enero participaron Kimbrough y Peggy
Whitson, la astronauta de mayor experiencia en el mundo. En la
estación también hay tres rusos.