abc Radio


Tortuga se vuelve una alcancía viva al tragarse 915 monedas de la suerte

Tirar monedas en una fuente para atraer la buena suerte es una
superstición popular en algunos países, pero fue mala suerte para
una tortuga marina en Tailandia, a la que le fueron extraídas 915
monedas.

Veterinarios en Bangkok operaron a la tortuga hembra apodada
"Bank", que había tragado las monedas que los turistas tiraron
durante años a su fuente en el pueblo de Sri Racha, en el oriente
de Tailandia.

Realizan autopsia a delfín y tortuga encontrados en Miramar

Muchos tailandeses creen que tirar monedas les traerá
longevidad.

tortuga2

Generalmente, una tortuga marina verde vive unos 80 años, dijo
Roongroje Thanawongnuwech, decano de la facultad de veterinaria de
la Universidad Chulalongkorn. La Unión Internacional para la
Conservación de la Naturaleza incluye a las tortugas marinas en su
lista de especies en peligro de extinción.

Al final, las monedas formaron un bulto de cinco kilogramos (11
libras) en el estómago del reptil marino de 25 años. El peso
rajó la concha abdominal del animal, causándole una infección
que puso su vida en peligro.

Cinco cirujanos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad
de Chulalongkorn pacientemente le extrajeron las monedas en cuatro
horas, mientras "Bank" dormía bajo anestesia total. Todo el bulto
era demasiado para sacar por la incisión de 10 centímetros
(cuatro pulgadas) que hicieron, así que tuvieron que extraer unas
cuantas monedas a la vez. Muchas de ellas estaban corroídas o se
habían disuelto parcialmente.

Liberan más de 37 mil crías de tortuga para repoblar Amazonía peruana

"El resultado es satisfactorio. Ahora depende de Bank, a ver
qué tanto se puede recuperar", dijo Pasakorn Briksawan, uno de los
integrantes del equipo de cirugía. Mientras la tortuga se recupera
en el hospital para animales en la Universidad de Chulalongkorn,
estará bajo una dieta líquida por las siguientes dos semanas.

La líder del equipo de cirugía dijo que se puso furiosa cuando
descubrió la causa de la agonía de la tortuga.

"Me enojó que la gente, ya sea que quisieron hacerlo o no, o si
es que lo hicieron sin pensar, le habían causado daño a esta
tortuga", dijo Nantarika Chansue, directora del centro de
investigación veterinaria médico para animales marinos de la
Universidad de Chulalongkorn.