abc Radio

¿Angélica Rivera no anuló su matrimonio con El Güero Castro?

El productor rompe el silencio sobre su separación con la exprimera dama

El Sol de México en línea

Las viejas heridas se abren…

El productor José Alberto “El Güero” Castro rompió el silencio sobre la invalidez de su matrimonio con Angélica Rivera, exprimera dama del país.

En entrevista con Despierta América, de Univisión, Castro dijo que no fue anulado su matrimonio con la actriz y le envió al sacerdote pruebas de la validez de su matrimonio, a pesar de que desmentía a su ex, quien buscaba la anulación para casarse con Enrique Peña Nieto.

“Fue parte de lo que se vivió hace muchos años, no podría comportarme de ninguna manera, nunca hubo dolo de ningún sentido, fueron las circunstancias que se presentaron en ese momento”.

Sobre si sigue casado con Angélica Rivera ante la Iglesia, respondió:

“Para mí, mi matrimonio no está en una iglesia, ni está en un papel, mi matrimonio está en un acto de convicción ante una persona, y yo tuve un matrimonio muy bonito, con una persona a la que siempre le he mostrado mi respeto y cariño, y recibí de ella lo mismo”.

“Mi matrimonio no estuvo hecho en una iglesia, mi matrimonio no estuvo hecho en una ley; mi matrimonio estuvo hecho en una palabra con la cual tanto como ella como yo lo aceptamos y lo hicimos, y cuando terminó, se terminó”, expresó.

https://www.instagram.com/tv/B0gFv7rgMkc/?utm_source=ig_embed

Mi matrimonio cuando terminó, tenía que terminar; fue una decisión que se tomó de ambas partes

Recordemos que luego de vivir juntos por 14 años y tres hijas, Angélica y “El Güero” se casaron el 2 de diciembre de 2004 en una ceremonia íntima en la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, la cual fue precedida por el presbítero Ramón García López.

El 11 de diciembre de ese año realizaron una ceremonia de acción de gracias en el puerto de Acapulco, donde la homilía estuvo a cargo del sacerdote José Luis Salinas.

Su relación se deterioró justamente cuando Rivera protagonizó la telenovela Destilando Amor, en 2007, donde su personaje La Gaviota la llevó a los cuernos de la luna de la televisión mexicana.

En abril del año siguiente, Angélica Rivera fue invitada a la campaña para difundir los logros del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, que acaba de enviudar.

Aseguran que el flechazo entre Angélica y el joven político priísta fue inmediato desde la primera reunión y creció durante las filmaciones.

Su relación se formalizó tras concluir la campaña publicitaria con Angélica, en junio de 2008, y la sustituiría Lucero en esta labor.

Peña Nieto se iba posicionando políticamente y, para formalizar su relación, Angélica realizó los trámites para anular su matrimonio civil y religioso con “El Güero” Castro, todo en medio de la polémica.

Al formalizar con Peña Nieto, dio inicio a toda una serie de trámites y en junio de 2009 confirmó que había solicitado la anulación de su matrimonio con Castro por la Iglesia.

Para “su fortuna”, el matrimonio no era válido porque no se corrieron amonestaciones, no hubo anillo ni lazo y el padre de la iglesia de Fátima que firmó el acta no tenía permiso para celebrar el sacramento.

Ante ello, el Tribunal de la Arquidiócesis publicó un decreto que anuló el matrimonio de Rivera y Castro, alegando un defecto de forma canónica, incluida la ceremonia de la playa, por lo que Angélica se pudo casar por la Iglesia con Peña Nieto el 27 de noviembre de 2010 en Toluca.

“¿Ahora resulta que somos una bola de idiotas los que estuvimos aquel día? ¿En qué, en una función de payasos o de circo…? A lo mejor, todo se arregla con dinero o con una relación buena con el posible futuro presidente de México…”, expresó su excuñada Verónica Castro.

La historia restante es conocida: La Gaviota y Peña Nieto tuvieron 10 años de idilio y amor perfecto durante el sexenio, y a sólo dos meses de haber dejado el priísta la Presidencia, anunciaron su divorcio.