abc Radio


Chava Cartas muestra la batalla en una oficina con Mirreyes y Godínez

Una batalla entre trabajadores desde su iPhone y sus amplios cubículos se estrena este viernes

Las ideas de los mirreyes y los godínez no son tan diferentes como parece. O al menos así lo afirman los protagonistas de Mirreyes vs Godínez, la cinta que confronta estos mundos aparentemente distantes en una historia que busca vincular estos estilos de vida, y que se estrena hoy.

“El mensaje más grande que esta película ofrece es que básicamente juzgar te limita de conocer cosas increíbles y que te pueden hacer crecer muchísimo”, explica Diana Bovio, que interpreta a una chica godín llamada Nancy, experta en vender productos de belleza.

“Este enfrentamiento de dos grupos que conocemos perfectamente y que aparentemente no tienen nada en común, se transforma aquí porque te enseña que sí, que quizá a veces eres muy mirrey o muy godín, y que básicamente la unión hace la fuerza, que no vale la pena juzgar a nada ni a nadie”, añade.

Los actores dicen que no hay temor a críticas que los señalen como clasistas. “Aunque te ganes un Oscar o hagas la mejor película pasa”, dice Alejandro de Marino, quien es Shimón, un judío con contactos muy poderosos en esta cinta. “El chiste es entender que hablamos de cosas que dan para mucho más, porque no nos quedamos con estereotipos ni llamamos a la división. Nos damos cuenta que uno no puede avanzar sin el apoyo del otro”.

Señalaron que trabajar este tema desde la comedia es la mejor opción, porque siempre que hay una polémica que pueda incomodar a ciertas personas, hay que hacerlo como los mexicanos sabemos hacerlo: riéndonos de nosotros mismos”, destacó Pablo Lyle, conocido en este mundo como Genaro, el hijo del dueño de la zapatería donde se desarrolla la historia.

Todos son Mirreyes y Godínez

Si algo descubrieron los actores es que no había un bando en el que puedan encajar en su totalidad. “Yo creo que más bien nos dábamos cuenta que todos sacábamos rasgos que eran súper godínez o súper mirreyes”, recuerda Marino.

“Había veces que llegabas al set con tu tupper y te dabas cuenta que ya traías todo el vestuario puesto”, bromea Bovio. Pero también tenemos momentos súper mirreyes como en las presentaciones de las películas o las alfombras donde te vistes y te tratan bien”, añade la actriz.

De hecho, los actores aportaron en gran medida al perfil de sus personajes. “El director Chava Cartas nos dio toda la libertad para ofrecerle todo lo que se nos ocurría. Y él elegía lo que le gustaba o no”, dice Daniel Tovar, que en la ficción es un mirrey que cura sus angustias con remedios naturales.

Regina Blandón comenta que una de las fortalezas de la cinta es el vínculo que sus actores pudieron crear, pues empezaron a “filmar dos semanas después del temblor, entonces todos estábamos en el rollo de generar catarsis desde nuestras trincheras. Le pusimos mucho amor y una actitud muy chida a la película”.

Daniel Tovar recuerda que unieron tanto los mundos mirreyes y godínez que no perdieron la oportunidad para irse de fiesta. “Estábamos a dos días de terminar la película y se nos ocurrió hacer una reunión. Bueno, nos corrieron de donde estábamos filmando y nos fuimos a un lugar que lo recuerdo con mucho cariño… un lugar que nos aceptó a las altas horas de la madrugada en Cuernavaca, la verdad es que no recuerdo mucho…”, bromea.

Mirreyes vs Godínez cuenta también con la participación de Christian Vázquez y Gloria Stalina, Michelle Rodríguez, Claudia Ramírez, Darío Ripoll y Hernán Mendoza. La cinta estrenará este viernes en salas mexicanas.