abc Radio


Chiquilladas, ídolos de una generación

Eran niños, ya crecieron. Hoy son adultos, incluso casados, con hijos. Chiquilladas reunió a un grupo de chiquillos –valga el redundeo sabroso— que escribieron historia en el espectáculo televisivo. El programa, producido por Humberto Navarro y César González, a quien apodaban El pollo, causó furor entre el público popular porque mostraba el talento infantil de un grupo de actorcitos que derramaban carisma y una carga enorme de simpatía. Eran la delicia de chicos y grandes.

Entre los millennians de actualidad poco se sabe que Aleks Syntek se inició en ese programa de los años 80 (siglo pasado) con el nombre de Alejandro Escajadillo, quien interpretaba, entre otros personajes, a Brutus, en una miniparodia que realizaban de Popeye el Marino; Olivia era nadie menos que Lucerito Hogaza. Sí, en efecto, Lucero a quien hoy vemos y escuchamos cantar lo mismo temas rancheros que baladas y hasta covers de éxitos de banda.

Eran tiempos de niños. Raúl Velasco había creado el certamen Juguemos a cantar, a raíz del éxito de Parchís, Menudo y otros grupos de “chamacos” que hacían delirar a la concurrencia. De ahí también surgió Lorenzo Antonio y su grupo Sparx, que era integrado por sus hermanitas.

Pero, bueno, a lo que vamos. Chiquilladas era el programa de actualidad y nadie, en esos tiempos, se lo perdía. ¡Cómo olvidar a Carlitos Espejel interpretando a Carlinflas o a su otro personaje del Chiquidrácula (“ñacañaca”, qué “mello”) o las hermanitas Pituka y Petaka, una de ellas parodiando a Jacobo Zabludovsky en su noticiario 24 Horas!

Foto: Especial

Ah, qué belleza. Eran niños, sí, llenos de talento. Vaya hoy un homenaje a ellos, chiquitines que nos hicieron soñar y divertirnos, precisamente en ocasión del Día del Niño y de la Niña. Porque antes era Día del Niño, pero se olvidan a las niñas.

Otro de los personajes eran el Maguito Rody, quien con su “chin pum pan tortillas papas”, hacía “magia”. Y, además, Ginny Hoffman y hasta Anahí. ¿qué fue de ellos?

Sí, Anahí. Participó después como estrella infantil en un circo. Luego formó parte del grupo RBD y en tiempos recientes se casó con Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, y se convirtió en primera dama de aquel estado de la República Mexicana.

Carlos Espejel continúa activo, como actor; tiene escuelas de actuación y pertenece al “establo” de TV Azteca. Ginny Hoffman se perdió y por ahí anda haciendo papeles secundarios en telenovelas, mientras PItuka y Petaka, se sabe, trabajan en un banco. Del maguito Rody, se desapareció, pero igual, han quedado en la memoria de quienes los admiramos como niños a través de aquel programa Chiquilladas que fue, sencillamente, todo un éxito.

Otros actorcitos de aquellos tiempos que nos hicieron soñar, ahí están Pierre Angelo, Usi Velasco, las hermanas Ivonne e Ivette, Karina y Marichelo Puente, entre otros. Porque después hubo una segunda temporada del programa.

Chiquilladas comenzó en 1982 y culminó en 1989. Fue transmitido a países como Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador y Latinoamérica entera, con un éxito sensacional para la televisión mexicana.