abc Radio


Con música y actuación, Lali Espósito busca romper prejuicios

RIVIERA MAYA. La trayectoria de Lali Espósito se ha dividido entre la música y la actuación desde que comenzó a trabajar en proyectos como Floricienta o Casi ángeles, cuando tenía apenas 13 años. Pero desde que comenzó su carrera como cantante, con A bailar, en 2014, fue que la argentina comenzó a romper prejuicios que hasta hoy sigue combatiendo.

“En mi país poco a poco comprendieron que las artistas que nos gustaba actuar también podíamos cantar y que no es una cosa o la otra, y de este modo me manejé todos estos años. Ya con este tercer disco, Brava, y con una película como Acusada, cada vez más gente comprende que mi camino son ambas cosas”, comentó la cantante, quien el fin de semana pasado cantó durante la sexta entrega de los Premios Platino.

Brava, su cuarto álbum de estudio fue certificado cuatro veces platino en Argentina, alcanzando el número dos en la lista de popularidad de ese país en 2018. Ese mismo año, Lali presentó Acusada, cinta dirigida por Gonzalo Tobal en la que también participó Gael García Bernal, y que compitió por el León de Oro en el Festival de Venecia al mismo tiempo que Roma, de Alfonso Cuarón.

Sin embargo, el trabajo para la intérprete de Caliente no ha sido fácil, sobre todo porque ha tenido que enfrentarse a los prejuicios de la industria musical por el simple hecho de ser mujer. “Más que se haya abierto la puerta a los latinos en los últimos años, lo más positivo es que esa puerta también se abrió para las mujeres y aunque hay cosas que todavía cuesta cambiar y desde nuestro arte podemos hacer canciones que representen eso, mostrarnos de una manera fuerte, que den cuenta de ese cambio”, señaló.

Lali Espósito ha destacado por ocupar su música para realizar críticas sociales: “Eso tiene que ver con lo que sucede en la calle. Por ejemplo, no pudo salir la ley del aborto legal seguro y gratuito, pero vamos a ir de nuevo a intentarlo y seguiremos hasta que suceda; en otros países es legal desde hace 30 años y eso no incentiva a la gente a abortar, es una locura”, sentenció.

La misma cinta de Acusada, donde se aborda el caso de Dolores Dreier, una chica señalada por presuntamente asesinar a su mejor amiga, ahonda en el interés que la artista tiene por criticar los prejuicios contra las mujeres.

Foto: Especial

“Sin duda alguna, el caso en la película es resonante porque es mujer y todo se lleva siempre al drama sexual. Esta chica vive su juicio oral y público esperado qué van a decir de ella, cómo la gente y la prensa la señala al doble por ser mujer, todo eso está muy bien contado en la película. Y para mí era importante encarnar esa parte del personaje bien”, ahondó.

La cantante de 27 años que trabajó con Thalía en el tema Lindo pero bruto, se ha involucrado en este tipo de proyectos porque considera que hay una falta de equidad no sólo en Argentina, sino en toda Latinoamérica: “Creo que la gente teme darnos más derechos, porque si lo hacen puede que se les mueva el piso. No se trata de confrontarnos, es una lucha a través del arte, de la manera que cada uno tenga para decir o aportar. La mía es a través de la música y me parece importante. no hacer oídos sordos” añadió.

Su mensaje como figura artística ha sido también el de impulsar a las mujeres para que rompan los prejuicios propios de la industria musical. El ejemplo más cercano lo dio en el Festival Lollapalooza, en marzo pasado, donde llamó la atención por reunir a una multitud en un concierto que fue programado las 15:00 horas, muchas horas antes del acto principal.

“Cada vez que me invitan a un festival por mi ‘éxito’, yo no sólo digo ‘Qué bueno que estoy aquí’, sino ‘Qué bueno que es una puerta que se abre para otras mujeres. Es un trabajo cotidiano que espero va a cambiar; las cosas están muy arraigadas en la cultura y no cambian de un día para otro, pero hay que hacerlo con paciencia, trabajo y amor”, dijo.