abc Radio


Elvis Presley cumpliría 82 años de edad

Mitos y leyendas siempre son asociadas a las grandes estrellas, Elvis Presley no es la excepción, por lo que a continuación te presentamos, amable lector, algunas de las historias que acompañan la desaparición del conocido Rey del Rock and Roll y una de las figuras más relevantes de la historia de la música, a 82 años de su natalicio, que hoy se cumplen.

La primera y la más conocida es que Elvis “sigue vivo”. Borrosas fotografías de la prensa sensacionalista del vecino país del dólar, han mostrado en varias ocasiones al supuesto cantante paseando por distintas partes del mundo. También se habló que varias horas después de la muerte del astro, un hombre muy parecido a él compró un boleto de avión bajo el nombre de John Burrows, un antiguo seudónimo del artista.

En la única imagen tomada del cadáver de “El Rey” y publicada por el National Enquirer, los rasgos del galán no coinciden y se dice que en el ataúd estaba una figura de cera. Bajo este mismo dicho, la familia nunca ha cobrado el seguro de vida del rocanrolero, esto para evitar que la aseguradora investigara la muerte, realizara una autopsia al cadáver y se dieran cuenta del engaño.

Meses antes del deceso, se dice que Elvis redactó un nuevo testamento, en el cual le dejaba toda su fortuna a su hija Lisa Marie y desheredó a parientes y amigos a quienes había prometido incluir, porque necesitaba todo su dinero para comenzar con su nueva vida.

Pese a que la versión oficial dice que la estrella falleció por una sobredosis de barbitúricos, y es bien sabido que el mítico “rockstar” consumía drogas legales recetadas por médicos amigos de él, se ha reconocido que no pereció a causa de un paro cardiaco, sino de estreñimiento crónico. El cantante fue encontrado desvanecido en el inodoro de su mansión, sufriendo los estragos de una parálisis intestinal. Por cierto, un final poco glamoroso para alguien de su grandeza.

UN DOBLE

Un chisme más descabellado aún, señala que Elvis murió durante su servicio militar. Según cuenta el mito urbano, la CIA quiso encubrir la baja sustituyéndolo por un doble (el hermano gemelo de Elvis, Jeese Garon, quien supuestamente fue dado por muerto al nacer). El gemelo habría sido entrenado para cantar y moverse casi igual a su hermano, aunque nunca lo logró. Lo ocurrido lo sustentaría el cambio de vida artística que sufrió al dedicarse más a rodar películas que a la música.

SU VIDA

Viniendo de una familia modesta de Estados Unidos, Elvis Aaron Presley nació el 8 de enero de 1935 en Tupelo, Missisipi, y desde muy joven comenzó a trabajar para ayudar en casa. Ante su insistencia, a los 11 años sus padres le regalaron su primera guitarra. Radicado en Memphis, Tennesse, con apenas 19 años, el productor Sam Phillips, dueño de Sun Records, decidió grabarle un disco que contenía los temas That´s all Night y Blue Moon of Kentucky, que le abrieron las puertas de un programa de radio de música country que podía escucharse en 13 Estados de la Unión Americana.

Para 1955 es fichado por la compañía discográfica RCA. Un año más tarde, el tema Heartbreak Hotel le valió un disco de oro por 300 mil ejemplares vendidos y se convirtió en un lapso vital para la trayectoria del joven. Pegándole con un tubo a la fama, grabó su primer LP homónimo, el cual alcanzó un millón de copias vendidas, además de enrolarse por siete años con los estudios cinematográficos Paramount, que estaban ansiosos de lanzar a un nuevo ídolo juvenil que causara la histeria que provocaba el cantante con su sensual movimiento de cadera.

Las apariciones en televisión fueron cada vez mayores, esto aun cuando conservadores de la sociedad estadunidense se opusieron a su música que calificaban como “pervertida e inmoral”. Además de la música, el cine se volvió cosa de todos los días para el también actor, que mostró sus dotes de histrión en Girls Girls Girls (1962) y Viva Las Vegas (1964) por mencionar algunas.

La llamada Invasión Británica que encabezaron figuras como Los Beatles erosionaron su carrera por un tiempo, además de las pequeñas crisis artísticas que sufrió, hicieron que la década de los 70 fuera el declive para Elvis, pues su adicción a las drogas y su reclusión en su mansión fueron incrementándose hasta que lo dejaron solo en 1973, cuando se divorcio de Priscilla Beaulieu, con quien apenas estuvo
casado seis años.

Sus adicciones y el sobrepeso fueron las causas principales que acabaron con su vida el 16 de agosto de 1977, y se estima que un total de 80 mil personas participaron en la procesión hacia el cementerio de Forest Hill, donde fue enterrado a lado de su madre. Tras un intento fallido de robar el cuerpo del cantante, los restos de Presley y de su madre fueron trasladados al Jardín de Meditación de su residencia de Graceland, la cual abrió sus puertas para que millones de fanáticos año con año le rindan tributo y conozcan su vida.

PIES