abc Radio

“Lazos entre cinematografías que no son Hollywood”; directores reconocen relevancia de certámenes para México

La presencia de México en festivales como el de Cannes, Berlín, Venecia u otros ha permitido el desarrollo del cine mexicano pero más aún generar un prestigio a la industria de nuestro país que ha sido reconocida en estos espacios en los últimos años.

A propósito de la nota que publicó El Sol de México, donde se informa que la directora de Imcine, María Novaro, regresó a México Festival de Cannes por problemas de logística con la Presencia de la República, cineastas y especialistas en el tema comentan sobre la importancia que tienen estos espacios para la difusión del cine mexicano.

El cineasta y guionista lamentó que asistir a estos espacios tengan que pasar por el filtro de la Presidencia de la República para ser aprobados: “Debería estar en el plan de trabajo de María Novaro, que creo hasta ahorita no se ha presentado, así como en el plan nacional de desarrollo”. Pues consideró que el cine “nos guste o no, es una industria cultural, y gran parte de la importancia de los festivales son los mercados, ir a vender y a comprar lo que necesitan los distribuidores que traen las películas”.

El realizador Everardo González, ganador del premio otorgado por Amnistía Internacional en el Festival de Berlín en 2017 por el documental La libertad del diablo, refirió que si México se hubiera ausentado en este tipo de espacios fílmicos en administraciones anteriores, “cineastas como yo y muchos otros no existiríamos. La reputación del cine mexicano se ha hecho en esos festivales, por eso es importante, es el espacio donde vemos”, comentó.

Desde el coloquio Resilience Fund launch: Supporting Community Responses to Organized Crime, realizado en Viena, donde comentó su experiencia como cineasta cubriendo temas como las desapariciones forzadas en México, González destacó que gracias a los festivales internacionales, nuestro país ha tenido “una generación de cineastas que es muy celebrada en todo el mundo. El éxito de Romade Alfonso Cuarón, o de Alejandro González Iñárritu se debe a los festivales de cine, no a las grandes pantallas comerciales. Iñárritu empezó a existir a partir de Cannes, Amores perros no hubiera sido lo mismo sin ese festival”, dijo.

Julio Chavezmontes, productor de La daga en el corazón que fue parte de la selección oficial de Cannes en 2018, señaló a través de su cuenta de Twitter que Le Marché du Film (El mercado del cine) en el Festival de Cannes “es el gran foro del cine internacional, donde representantes de más de cien países se dan cita todos los años para estrechar lazos y promover sus respectivas industrias. Nadie trabaja más duro que el equipo del Imcine”.

“Asesoran a cineastas jóvenes que están en Cannes por primera vez; promueven nuestras películas con programadores y agentes de venta; organizan encuentros con productores de otros países; y buscan tratados de coproducción que aumenten los recursos de nuestra industria. El éxito descomunal del cine mexicano en años recientes es en parte gracias a esta labor. Películas como RomaHeliMuseoTiempo compartidoCómprame un revolver son todas coproducciones internacionales. Sin el Imcine en Cannes todos los años, esto no habría pasado”, dijo”.

Roberto Fiesco, productor de cintas como Rabioso Sol, rabioso cielo, que en 2009 se llevó el Teddy a Mejor Película en el Festival Internacional de Berlín, acotó que los festivales tienen mayor sentido para creadores y productores que para los mismos funcionarios públicos, pues en estos espacios “no solamente se va a medir la reacción internacional frente a una obra fílmica, sino también se establece una serie de contactos que pueden ser importantes para otros proyectos o para el mismo”.

Sin embargo, destacó cómo la industria ha cambiado en los últimos años: “La mayoría de las películas no se ven dentro de los festivales, no dentro del mercado, se ven a través de links que la gente envía. Básicamente los mercados tienen una razón de ser porque hay una manera presencial de conocer a la gente con la que vas a hacer negocio pero no porque necesariamente vas a ver las películas allá”.