abc Radio


Muy a la mexicana, hoy se estrena el remake de La boda de mi mejor amigo

A22 años del estreno de la cinta original que fue estelarizada por Julia Roberts, este jueves llegará a salas nacionales el remake mexicano de La boda de mi mejor amigo. Se trata de una de las cintas románticas y de comedia más populares en el cine estadounidense, nominada a tres Globos de Oro y un Oscar y que popularizó también a Cameron Díaz, Dermot Mulroney y Rupert Everett.

En esta ocasión son Ana Serradilla, Carlos Ferro, Natasha Dupeyrón y Miguel Ángel Silvestre dan vida a esta versión que llevó año y medio de producción y que fue dirigida por Celso García, quien debutó en 2015 con el dramedy La delgada línea amarilla.

“Es una película que se está haciendo con mucho cuidado, que es avalada por Sony, que es un gran reto para nosotros los mexicanos el aventarnos a hacer el remake de y que deberíamos de sentirnos orgullosos porque nos escogieron a nosotros para hacer esta película y que se cuidó hasta el último detalle”, comentó Ana Serradilla, quien da vida a Julia, quien en unos días intentara sabotear la boda de quien alguna vez fue el amor de su vida (Ferro).

El actor español Miguel Ángel Silvestre, que ha participado en proyectos como Sense 8 o Velvet, consideró que esta “película tiene un alma muy especial”. Pero destacó que aunque mantiene la estructura, esta versión la convierte en algo más de “los latinos, cómo nosotros nos enamoramos, cómo vivimos la amistad, las relaciones familiares”.

Como en la cinta original dirigida por P.J. Hogan, en la versión mexicana la música es una parte esencial de la historia: “Aquí casi todos los personajes bailan o cantan una canción, y creo que eso lo va a disfrutar el espectador”, añade el actor. Y mientras que en la cinta estadounidense se popularizó la canción I say a little prayer (For you) de Diana King, aquí es un tema de Miguel Bosé el que cautiva al público.

Para su director, esta versión tiene como característica especial el destacar el rol femenino: “Vamos a ver a mujeres fuertes, valientes, personajes que toman sus propias decisiones y siempre dirigido desde un punto de vista muy respetuoso”, comentó el director durante la alfombra roja previo a la premier de la cinta.

La boda de mi mejor amigo se ubica en la época actual, pero esta vez en Guadalajara, donde los protagonistas recorren las calles, plazas, lugares de esparcimiento y recintos históricos de esta ciudad.

A pesar de que la cinta no ha sido estrenada oficialmente, las críticas del público han sido negativas, pero no por la calidad de la producción, sino simplemente por la idea de revivir esta historia.

 

Me impresiona que la gente, sin verla, ya la está juzgando. Es muy fuerte que los mexicanos estemos tan en contra de nosotros mismos”, señala Serradilla.

La actriz destaca que fue Sony, la misma distribuidora que realizó la versión original de La boda de mi mejor amigo la que escogió a México para hacer el remake.

“(En vez de decir) Qué bien decimos esto de ‘¿Cómo? ¡Van a destrozarla?’, cuando ni siquiera la han visto. Esta es una versión 20 años después. Tenemos que tenernos un poquito más de fe”, dice.