abc Radio

Paz Alicia da voz a los humillados a través del cine

Alguna vez un médico le preguntó a Paz Alicia Garciadiego qué la hacía feliz. Ella respondió: “¿En las tardes como a esta hora? Sentarme en mi estudio y prender la tele adelante de la entrega 61 del Ariel, ponerme a escribir. Es cuando me voy. Porque cuando escribo no hay problemas en el mundo, no hay nada, estamos la música que escucho cuando escribo y yo”.

Y es que ella ha sido la mente que ha nutrido el cine de Arturo Ripstein desde 1986, cuando ambos presentaron El imperio de la fortuna donde Garciadiego se hizo cargo del guion y él de la dirección.

Desde entonces, ambos han hecho 15 películas en conjunto. “No sé si buena o mala, pero sí sé que somos una mancuerna. Se juntó el pecado católico con la culpa judía”, afirma.

La escritora mexicana reconoce que “no tenía una carrera antes de Ripstein. Mi inclusión en el cine no se puede explicar antes de El imperio de la fortuna ”. Pero también es clara con su trabajo como guionista: “Yo escribo lo que escribo no porque sea lo que Ripstein me pida, sino porque eso es lo que soy yo”, dice con firmeza la creadora.

Por ello, el lunes 24 de junio recibirá un homenaje que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) le hará con la entrega del Ariel de Oro, por sus aportaciones al cine de nuestro país. Es una celebración a sus historias, donde los relegados y marginados de la sociedad encuentran una voz y que para ella es una venganza contra la realidad que nos tocó vivir.

“Porque por algún lado tiene que salir la rabia. Y aunque hago mundos llenos de pesadillas, son mundos que en el fondo están dándole una cachetada a la realidad establecida. Y esa es mi revancha: como no estoy de acuerdo con lo que sucede, creo una realidad que no es idílica, pero donde le digo ‘incluso puedo hacer cosas peores’”, dice.

Paz Alicia Garciadiego estudió Letras Españolas y Estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional Autónoma de México y comenzó su carrera en la Secretaríade Educación Pública, donde en 1981 obtuvo el segundo lugar en el Primer Concurso Nacional de Historieta, para después introducirse en el mundo cinematográfico.

“No me imaginaba haciendo historias para cine, ni siquiera tenía claro que fuera una posición aparte. Aunque me gustaba ir a verlo me quedaba muy lejos y no podía pensar que pudiera entrar a él. A mí me gustaba contar historias, incluso oralmente, entonces luego me decían ‘tú deberías escribir telenovelas’ pero eso de alguna manera yo lo encontraba humillante, porque yo quería hacer un cine de otro tipo, que a mí me gustara”, asegura la escritora

A Paz Alicia Garciadiego no le gusta que la llamen guionista: “creo que es como una manera de definir desdeñando, como si fuera una cosa técnica. Yo me siento más escritora, porque creo mundos que no existían antes y eso es escribir, lo cual me da mucha satisfacción”, dice.

El Ariel de Oro que recibirá, dice, “significa el reconocimiento en mi tierra. Ha sido muy difícil para nosotros (Ripstein y ella) lograr que en nuestro país se nos reconozca, que me parece injusto. Y luego es el reconocimiento en el gremio, en los escritores que a mí me importa mucho. Los guionistas han estado olvidados por mucho tiempo”, señaló.

El Ariel de Oro 2019 también le será otorgado también al actor Héctor Bonilla, quien será reconocido por sus más de 45 años de trayectoria en el cine.