abc Radio


Tamara Vallarta se adentra al mundo de los periodistas en Tijuana de Netflix

México se ha convertido en el tercer país con mayor número de periodistas asesinados. Tan sólo en 2018, nueve profesionales murieron en el deber de su labor, según informó Reporteros sin fronteras. “México mantiene el triste récord de mayor número de periodistas asesinados. Pese a que el país no está en guerra, operan con inusitada violencia los narcotraficantes, muchas veces amparados por poderes políticos e instituciones”, se lee en el informe del año pasado de esta organización.

En este contexto, no resulta difícil pensar que una plataforma como Netflix estrene hoy la serie Tijuana, una producción protagonizada por Damián Alcazar y Tamara Vallarta enfocada en analizar justamente las amenazas, persecuciones y desenlaces fatídicos a los que miles de periodistas en México se enfrentan día con día.

“En México, por lograr tener una nota puedes terminar muerto. El simple hecho de que decidas decir una verdad, que comprometas a cualquier persona que sea poderosa económica, política o socialmente ya te pone en riesgo. Aquí te van y te tocan la puerta, te llaman por teléfono, te encuentran a tu familia… es una abominación y una impunidad espantosa”, explica Tamara Vallarta.

La actriz que en esta serie da vida a Gabriela Cisneros, la periodista más joven del semanario Frente Tijuana “que entra a este batallón al cual admira y en el que siempre quiso trabajar. Ella llega con una historia y tiene que ganarse su lugar”, cuenta.

La serie se inspira en hechos reales, en específico en el semanario Zeta, a donde los actores llegaron para convivir con los periodistas que laboran diariamente en él.

“Tuve que documentarme al respecto sobre el tema para entender cómo es la profesión de un periodista, los riesgos a los que se enfrenta, cuando se tienen que ir del país, cuando los amenazan, cuando los han matado… fue adentrarme en todo este mundo que yo conocía de lejos”, explica Vallarta.

En esta pesquisa, la actriz que recién participó en la cinta Plan V, tuvo un encuentro con profesionales como Adela Navarro, ahora directora general del semanario Zeta que en 2012 fue amenazada por un grupo delictivo de Tijuana y a quien tomó como referencia para este personaje. “Todos tuvimos que sensibilizarnos ante las voces que viven, ante los que lograron publicar sus historias, los alcances que tuvieron sus compañeros y en los que ya murieron, así como la rabia que tienen por eso, porque todavía pueden hablar”, comenta.

Otra referencia para la actriz fue la de la fallecida Miroslava Breach, que en 2017 fue baleada en Chihuahua y cuya investigación se encuentra detenida- .“Me reuní con una amiga que trabajó con ella; fue muy fuerte porque cuando me empezó a contar su experiencia se quebró. Me dijo ‘Cuando te dedicas a esto, esta es tu familia y cuando matan a alguien matan todas sus historias’. El que se vulnerara de esa manera me impresionó mucho porque claro todos son compañeros de trabajo, una familia”.

Para Tamara Vallarta, el que se cuente una serie como Tijuana es una oportunidad para que el público conozca el verdadero valor del periodismo y las muertes dejen de ser sólo las cifras de un informe. “De algo que me di cuenta cuando hacíamos esta historia y me tocaba investigar, es que ellos arriesgan todo por nosotros, para que abramos los ojos, y nosotros no hacemos nada por ellos. Como sociedad tenemos que cerrar frentes y no permitir que callen más voces e historias. Esa es de la razones importantes por las que Tijuana tiene que contarse, mostrar la realidad y honrar a la profesión”, concluye.