abc Radio


Un fantasma corona el éxito de Alicia Paola

  • Luna González

El éxito siempre llega acompañado de algo más. En el caso de Alicia Paola, ese algo más viene desde el más allá. La actriz, que hace 16 años llegó de San Luis Potosí con la idea de hacer carrera en el teatro, es hoy una de las coprotagonistas de El Fantasma en el Espejo, obra de terror original de la dramaturga Susan Hill, la misma que escribió La Dama de Negro.

Hasta ahí, su historia es la de una joven que con esfuerzo y sin haber nacido en una familia artística consiguió su sueño de ser actriz. Pero en cuanto pisó el teatro Ignacio López Tarso (en donde cada fin de semana se presenta la obra) se le agregó un elemento metafísico: en ese foro habita una niña que suele hacerle travesuras a la producción.

Igual que sucede con la otra obra de Susan Hill, los productores, técnicos y actores de El Fantasma en el Espejo actúan el terror en el escenario, pero detrás de él también lo viven en carne propia.

No se trata, por supuesto, de un terror maligno, sino de las energías que deambulan en la mayoría de los teatros. Alicia Paola cuenta lo que sucede en este foro en particular: “Es la primera vez que trabajo ahí y en cuanto llegué, los técnicos me enseñaron que tienen dos muñecas, una de cada lado del escenario, para que la niña se entretenga y no les haga travesuras”.

Así que al fantasma del espejo se añade el fantasma de una niña que por años ha “vivido” en este teatro ubicado en el Centro Cultural San Ángel, al sur de la ciudad de México.

La obra es producida por Jorge y Pedro Ortiz de Pinedo, quienes la montaron para ofrecer al público una experiencia de horror y suspenso multimedia. Con la misma espectacularidad de su anterior montaje, La Dalia Negra, los productores invirtieron en la remodelación del escenario para colocar pantallas que se fusionan con la escenografía y contribuyen a generar el ambiente en el que la gente se asusta, se pasma y hasta se ríe porque la trama incluye guiños cómicos.

TRES PERSONAJES

Alicia Paola interpreta a tres personajes diferentes en esta historia: “Soy la única mujer del elenco. Tengo dos personajes cuya misión es ayudar al protagonista a salvarse de su temido final: una aristócrata inglesa, con poder para ver el futuro y una mujer de 60 años, que solía cuidarlo antes de que lo enviaran fuera de Inglaterra. El tercer personaje es una gitana malvada, que originó la maldición de la cual el protagonista debe librarse en esta obra”.