abc Radio


83% de latinos tendrá cobertura 4G en 2020

En el año 2020, el número de conexiones 4G en América Latina
será superior a trescientos millones, lo que permitirá dar
cobertura de este tipo al 83 por ciento de la población, según
estima la GSMA, asociación que agrupa a los principales operadores
de telefonía móvil del mundo.

Este tipo de conexiones, que permiten compartir datos, ya
experimentaron un fuerte incremento en la zona el año pasado,
cuando se pasó de 51 a 113 millones de conexiones, lo que supone
un crecimiento interanual del 121 por ciento.

“Nos costó despegar”, admitió Sebastián Cabello, director
de GSMA para América Latina, quien atribuyó el retraso a
problemas con el espectro disponible.

Este despliegue de las redes de alta velocidad ha ido de la mano
del aumento de la penetración de los teléfonos inteligentes entre
la población.

Concretamente, en 2016 más de la mitad de los ciudadanos –372
millones–, ya tenían un teléfono inteligente (smartphone) y se
espera que esta cifra aumente hasta el 70 por ciento en 2020, lo
que supondrá que habrá más de 551 millones de teléfonos
operativos con estas características en la zona.

Cabello advirtió que para afrontar este crecimiento potencial
de las telecomunicaciones hace falta una modernización del
“ecosistema digital” latinoamericano, con una normativa que
descarte “reglas y obligaciones ya obsoletas”.

Estos cambios legales tendrán que facilitar que en la próxima
década se despliegue la nueva generación de redes móviles 5G en
la región.

“Será la plataforma alentadora de lo que hoy llaman la cuarta
revolución industrial”, destacó a su vez el responsable de
estrategia de GSMA, Marco Galván.

Apuntó que estas redes posibilitarán una implementación
masiva del Internet de las cosas –conocido como IoT por sus siglas
en inglés–, que en estos momentos ya está despuntando: en 2016
había 25 millones de conexiones de este tipo, y se espera llegar a
los 53 millones en 2020.

“Es urgente establecer las bases para apoyar la adopción de
esta nueva tecnología, por ejemplo, desarrollando una clara hoja
de ruta para el espectro radioeléctrico y la definición del
camino hacia la modernización de las regulaciones legadas
existentes, lo cual será esencial para alcanzar nuestro
objetivo”, agregó Cabello.