abc Radio


A lo largo del TLCAN, 5 productos son los que causan mayor controversia

  • Miércoles 16 de agosto de 2017
  • en Finanzas

Azúcar 

El conflicto más agrio en la relación comercial entre México y Estados Unidos podría ser el tema de los endulzantes y cuyo origen proviene de una lectura distinta de los compromisos contraídos en el TLCAN.

México argumentó que, por ser superavitario en azúcar y conforme a lo estipulado en el acuerdo, tendría libre acceso al mercado estadounidense hasta el año 2008, cuando finalizaba la desgravación de dicho producto. Por su parte, Estados Unidos, afirmó que en un acuerdo posterior, se modificaron los términos del TLCAN.

En 2013, cuando las exportaciones mexicanas de azúcar a Estados Unidos se dispararon, los productores del endulzante de ese país solicitaron a su gobierno adoptar medidas por prácticas comerciales injustas, ante lo cual, México aceptó la imposición. Finalmente, en julio de este año, ambos gobiernos firmaron acuerdos, que evitó el pago altos impuestos a la azúcar mexicana en EU.

Atún

El caso se remontan a 1980, cuando México determinó proteger sus aguas para evitar la pesca ilegal en la zona por parte de estadounidenses y que derivó en la imposición por parte de Washington de constantes bloqueos a la importación de atún aleta amarilla mexicana, bajo la excusa de que los pescadores mexicanos mataban delfines.

En 2008, México interpuso una solución de controversias ante la OMC, obteniendo el fallo a su favor. Finalmente, en abril de este año, la OMC autorizó al gobierno mexicano imponer sanciones hasta por 163 millones de dólares de dólares como compensación por los obstáculos a la venta de atún mexicano en el mercado estadounidense.

Acero

Otro ejemplo de la compleja relación comercial entre México y Estados Unidos es el caso del acero, y muestra de ello es que en abril de 2014 el Departamento de Comercio de la Unión Americana aplicó aranceles por dumping de hasta 66.7 % a las importaciones de barras de acero mexicanas, en un caso en donde las diferencias persisten y podría agudizarse.

Autotransporte

Al interior del TLCAN, México y Estados Unidos pactaron que en 1995 comenzaría un proceso de apertura gradual de servicio de autotransporte de carga binacional. Sin embargo, Washington no respetó el acuerdo y ante ello, el gobierno mexicano interpuso y ganó un panel de resolución de controversias, por lo que ambos países acordaron implementar, en septiembre de 2007, un programa piloto para que en agosto de 2010 se permitiera el libre paso de camiones.

Para aquél entonces, todo marcha bien y parecía que el proyecto llegaría a buen puerto. Sin embargo, arbitrariamente, en marzo de 2009, la Unión Americana canceló el programa, por lo que México reaccionó y aplicó represalias comerciales por dos mil 600 millones de dólares, lo que motivó a Washington a reconsiderar su decisión y finalmente accedió implementar otro programa para corroborar la seguridad de las unidades y empresas mexicanas y con ello, Estados Unidos en enero de 2015 permitió el servicio internacional de autotransporte de carga con México en forma permanente.

Madera

Las diferencias comerciales no han sido exclusivas entre México y Estados Unidos. Canadá ha sostenido varias disputas con la Unión Americana y los casos de la leche y madera son algunos ejemplos. Tan sólo en abril pasado, el gobierno de Donald Trump inició el proceso para imponer un arancel de 20% a la madera canadiense de coníferas, medida que fue calificada como “injusta” por parte de las autoridades del país de la hoja de maple.