abc Radio


Este viernes a nivel mundial saldrá a la venta la nueva consola Swich de Nintendo

Tokio, Japón.- La nueva consola Switch de Nintendo saldrá a
la venta este viernes en todo el mundo, un lanzamiento clave para
la firma japonesa con el fin de revertir unas ventas a la baja y
competir con la PlayStation 4 de Sony.

Esta nueva consola, con la que se puede jugar tanto
en casa como por la calle, refuerza la posición del fabricante de
Super Mario en la industria de videojuegos portátiles, tras el
éxito que registró Pokemon Go el pasado verano.

Nintendo, con sede en Kioto, espera vender más de
dos millones de consolas Switch, a un precio de 299 dólares, en su
primer mes.

Una fuerte demanda de la nueva unidad ayudaría a
Nintendo a revertir las malas ventas de su última consola, Wii U,
la decepcionante actualización de la popular Wii, de la que se
vendieron más de 100 millones de unidades en todo el mundo tras su
lanzamiento, hace una década.

Switch tiene una pantalla extraíble que los
jugadores se la pueden llevar por la calle y jugar, como si fuera
una tableta, con joysticks a ambos lados que pueden retirarse.

La idea es ofrecer a los jugadores una experiencia
con sensaciones físicas más reales relacionadas con lo que está
ocurriendo en la pantalla.

Permite diferentes modos de juego explotando, además
de los botones, el reconocimiento de movimientos por acelerómetro
o por cámara infrarroja.

En el pasado, Nintendo ha ganado notoriedad con
consolas tradicionales, como la Nintendo 64 o la GameCube, así
como aparatos portátiles tan famosos como la GameBoy o la DS.

"Switch es probablemente una de las más importantes
consolas para Nintendo en las últimas décadas", afirmó Serkan
Toto, un consultor de la industria de videojuegos basado en
Tokio.

"(Es) la primera vez que Nintendo básicamente
combina un videojuego portátil y uno fijo en un solo aparato, en
una plataforma".

Pero tratar de ganar en dos mercados diferentes es
arriesgado, agregó Toto.

"Algunos podrían decir que Nintendo trata de matar
dos pájaros de un tiro y que podrían quedarse a medias y no
captar a ninguno de los dos grupos objetivos", añadió.

La compañía no ha conseguido impresionar a los
inversores  y  las acciones han bajado cerca de un 15% desde
octubre, cuando la firma presentó una muestra de su nueva consola
a los jugadores.

Aunque ya ha está presente en el mercado de los
videojuegos portátiles, Nintendo necesita mantener el tipo frente
a sus rivales Microsoft y Sony, que ha anotado importantes ventas
de su última PlayStation: más de 53 millones de unidades en todo
el mundo desde finales de 2013.

/cpg