abc Radio


Afirma la SHCP que en 2017 se financiará principalmente con deuda local

  • Viernes 23 de diciembre de 2016
  • en Finanzas

  • El endeudamiento aprobado por el Congreso equivale a 2.4% del
    PIB

Por Alejandro Durán

Como parte de la estrategia para revertir el alza que registra
la deuda pública, el Gobierno federal informó que durante 2017
recurrirá principalmente al mercado local (en pesos mexicanos)
para cubrir sus necesidades de financiamiento.

En este sentido, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
(SHCP) dejó en claro que, considerando que las amortizaciones de
deuda en moneda extranjera para 2017 ya han sido cubiertas, el
crédito externo se utilizará únicamente si se encuentran
condiciones favorables en los mercados internacionales.

Y de igual manera, agregó la Secretaría, para mejorar el
perfil de vencimientos de deuda y ajustar el portafolio a las
condiciones financieras prevalecientes, se buscará realizar
operaciones de manejo de pasivos de manera frecuente.

“De esta manera, la política de deuda pública contribuirá,
en el ámbito de su competencia, con el programa multianual de
consolidación fiscal”, destacó la institución encabezada por
José Antonio Meade.

Por medio de un reporte, la SHCP dijo que las necesidades de
financiamiento del Gobierno federal, conforme a lo aprobado por el
Congreso de la Unión, consideran un endeudamiento neto de 2.4 por
ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017, menor al 2.7 del
PIB aprobado para 2016.

Por su parte, se estima que en 2017 las amortizaciones de
capital representarán 5.4 por ciento del PIB, por abajo del 7.5
por ciento del PIB correspondiente a 2016.

Cabe mencionar que, de acuerdo a estimaciones de la propia
Secretaría, para el término de este 2016, el Saldo Histórico de
los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP)
representará 50.5 por ciento del PIB, y para el cierre de 2017
bajaría a 50.3 por ciento.

Por medio del documento, la SHCP agregó que para 2017 la
política de deuda pública contempla una estrategia orientada a
complementar el programa multianual de consolidación fiscal para
comenzar a reducir la razón de deuda pública a PIB

“El manejo responsable de la deuda pública es un elemento
fundamental de la política macroeconómica”, afirmó.

En este sentido, los objetivos centrales de la política de
deuda pública son; cubrir las necesidades de financiamiento del
Gobierno Federal con bajos costos en un horizonte de largo plazo,
con un bajo nivel de riesgo; preservar la diversidad del acceso al
crédito en diferentes mercados, así como promover el desarrollo
de mercados líquidos y profundos con curvas de rendimiento que
faciliten el acceso al financiamiento a una amplia gama de agentes
económicos públicos y privados.

“En suma, en 2017 la política de deuda pública continuará
apoyando el fortalecimiento de los fundamentos macroeconómicos del
país y mantendrá flexibilidad para adaptarse a las
circunstancias, buscando satisfacer las necesidades del Gobierno
Federal bajo condiciones adecuadas de costo y riesgo”,
aseguró.