abc Radio


Alemania pide mediación por emisiones de Fiat Chrysler

  • Sábado 14 de enero de 2017
  • en Finanzas

BERLÍN, Alemania. (AP).- Alemania quiere que el brazo ejecutivo
de la Unión Europea (UE) interrogue a las autoridades de Italia
sobre el software que regula las emisiones en los vehículos de
motor a diésel de Fiat Chrysler.

La portavoz del Ministerio del Transporte alemán, Svenja
Friedrich, informó ayer que las autoridades alemanas creen que el
software es un dispositivo no autorizado.

La automotriz alemana Volkswagen (VW) está metida en un
escándalo por manipular las pruebas de emisiones de contaminantes
en Estados Unidos (EU) en sus vehículos diésel.

Friedrich dijo que Fiat Chrysler se ha negado a reunirse con las
autoridades germanas y que Italia canceló una junta de
“mediación” con la Comisión Europea (CE) programada para
finales del mes.

La portavoz dijo a los reporteros que “exhortamos a la CE a
insistir en una nueva cita en el futuro cercano”.

El director general de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, negó
cualquier irregularidad en respuesta a una investigación de la
Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus
siglas en inglés).

El jueves, el Gobierno de EU acusó el a Fiat Chrysler de no
revelar que algunas de sus camionetas con motores diésel tenían
un software que les permitía emitir más contaminación de lo
permitido por la ley.

La EPA emitió una “notificación de violación” a la
empresa que se extiende a unos 104 mil vehículos, incluidas
camionetas Jeep Grand Cherokee y tipo pickup Ram de 2014 al 2016,
todas con motores diésel de tres litros. La Junta de Recursos
Ambientales de California tomó una medida parecida.

Marchionne dijo el jueves pasado que los abogados de la empresa
le dijeron que el Departamento de Justicia está investigando a la
compañía en coordinación con la EPA, lo que incrementa la
probabilidad de que se esté llevando a cabo una investigación
penal.

Añadió que la empresa paró la producción de camionetas Grand
Cherokee y Ram con motores diésel en septiembre, pero seguirá
vendiendo modelos fabricados antes de esa fecha que estén en los
lotes de concesionarios.

La empresa dijo que planea presentar argumentos en su defensa
ante el Gobierno entrante de Donald Trump.

Si se le encuentra responsable, Fiat Chrysler podría enfrentar
posibles multas por más de cuatro mil 500 millones de dólares con
base en la Ley del Aire Limpio.

La EPA dijo que seguirá investigando “la naturaleza y el
efecto” de las ocho funciones de software identificadas a través
de un intenso programa de pruebas lanzado luego que Volkswagen (VW)
fuera sorprendida en un escándalo de trampas en 2015, que
involucraba su línea de vehículos “Diésel Limpio”.

Los reguladores aún no se habían referido al software hallado
en los vehículos Fiat Chrysler como uno de los llamados
“dispositivos manipuladores”, diseñados para burlar las
pruebas de emisiones del Gobierno.