abc Radio


Alerta Moody´s impacto al poder adquisitivo del consumidor por inflación

  • Viernes 3 de febrero de 2017
  • en Finanzas

  • Megagasolinazo terminará por afectar a la actividad
    económica en su conjunto

El incremento a los precios de las gasolinas, si bien implicará
mayores recursos públicos a los gobiernos estatales, también
elevará los costos operativos de las empresas, generará
inflación y terminará por impactar el poder adquisitivo de los
consumidores, alertó la calificadora Moody´s.

En este sentido, Nymia Almeida, analista de la firma, advirtió
que el llamado “mega-gasolinazo” terminará por afectar a la
actividad económica en su conjunto, impactando a su paso a
diversas empresas de sectores como de telefonía, comercio,
construcción y telecomunicaciones.

“El incremento en los precios de la gasolina tiene
implicaciones negativas para las compañías que dependen
fuertemente del gasto local, debido a que los mayores precios del
combustible estimularán la inflación y afectarán de manera
negativa el poder adquisitivo de los consumidores, presionando así
el consumo privado”, señaló.

Por medio de un análisis, la especialista dijo que el gasto de
consumo también se verá disminuido por el lento crecimiento
económico.

“Esperamos que el crecimiento del PIB sea de 1.9 por ciento en
2017”, destacó la analista.

A través del estudio, la especialista afirmó que el débil
entorno económico dificultará que las compañías, cuyos
productos tienen una demanda elástica o que son sensibles al alza
en los precios puedan transferir los mayores gastos en combustible
a sus clientes, con lo cual se reducirán sus márgenes
operativos.

En este sentido, consideró que las compañías que dependen del
gasto local y con una demanda elástica incluyen a Televisa, Telmex
y Elektra, propiedad de Emilio Azcárraga, Carlos Slim y Ricardo
Salinas Pliego, respectivamente.

Asimismo, afirmó que los mayores precios del combustible
generarán mayores costos para la transportación de bienes y
también incrementarán los costos de operación de maquinaria
pesada, lo que tiene implicaciones negativas para las
constructoras, que ya de por sí enfrentan incrementos de precios
del cemento y el acero.

“Las compañías que quedan expuestas a estos riesgos incluyen
Empresas ICA y las desarrolladoras de vivienda Consorcio ARA,
Corpovael y Servicios Corporativos Javer”, ejemplificó.

En tanto, consideró que el tipo de cambio peso/dólar más
elevado compensará los mayores precios del combustible y
minimizará el impacto sobre los márgenes de las exportadoras

De tal manera, las compañías que dependen de las
exportaciones, o que tienen subsidiarias operativas fuera de
México, o que están en el negocio de los commodities, podrán
proteger sus márgenes contra el menor poder adquisitivo local y
los mayores costos de transportación.

“Estas compañías incluyen América Móvil, Coca-Cola Femsa,
Sigma, todas con una extensa diversificación operativa y
geográfica; las compañías de commodities y las exportadoras como
Industria Peñoles, Elementia y Mexichem venden en moneda dura, lo
cual les genera una cobertura natural que compensa los mayores
costos de transportación”, destacó.

En contraparte, agregó la especialista, los mayores ingresos
del impuesto a las gasolinas que genera la liberalización serán
un impulso para los gobiernos sub-soberanos de México.

En este sentido, cabe recordar que los gobiernos sub-soberanos
del país reciben un impuesto estatal y también una proporción
del impuesto federal a gasolinas y diesel, conocido como Impuesto
Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), por lo que el
beneficio de la liberalización del mercado de la gasolina se verá
reflejado a través del IEPS federal.

“Estimamos que en 2017 el impacto de los ingresos del IEPS
federal sea equivalente a un crecimiento de 2.8 por ciento respecto
a las participaciones presupuestadas para 2017, cifra equivalente
en promedio a 1.0 por ciento de los ingresos totales de los
estados”, aseguró la especialista.