abc Radio


Año de cifras históricas para industria automotriz en México

  • Lunes 26 de diciembre de 2016
  • en Finanzas

Durante 2016, la industria automotriz alcanzó cifras
históricas de producción, exportación y venta interna de
vehículos, además de que fue el año del debut de México en la
fabricación de unidades Premium y de alta tecnología, así como
el inicio de la masificación en ventas de unidades híbridas y
eléctricas.

En el año, el sector que genera unos 52 mil millones de
dólares anuales en promedio de divisas, concretó y anunció
inversiones en cinco nuevas plantas productoras de vehículos por
siete mil 600 millones de dólares; alcanzó la fabricación de
tres millones 450 mil unidades; exportaciones por dos millones 760
mil vehículos y la venta nunca antes vista en el mercado interno,
de 1.6 millones de automotores.

En los últimos 12 meses, México recibió nuevas inversiones
para la producción de vehículos Premium con mil millones de
dólares para la construcción de la planta de BMW en San Luis
Potosí, que iniciará operaciones en el año 2019 con la
fabricación del sedán Serie 3.

En la planta Compas de Aguascalientes se invirtieron mil
millones de dólares, en donde se producirán vehículos Infiniti a
partir del año 2017 y Mercedes Benz a partir del 2018; en tanto
que Audi inauguró el pasado 30 de septiembre su planta en San
José Chiapa, Puebla, con una inversión de mil 300 millones de
dólares.

Toyota, en Apaseo el Grande, Guanajuato, colocó la primera
piedra de su primera planta de vehículos ligeros en México, en
cuya construcción invertirá mil millones de dólares para
producir el emblemático Corolla a partir del año 2019.

La automotriz coreana Kia Motors inició en mayo pasado la
producción de su vehículo Forte, de los cuales en noviembre
fabricó 100 mil unidades, y en cuya planta de producción en
Pesquería, Nuevo León, se invirtieron tres mil millones de
dólares.

En el caso de Kia Motors México, la automotriz anunció que a
partir del 15 de enero de 2017 iniciará la fabricación de su
modelo Río en México y pasó de un objetivo en fabricación de
300 mil vehículos en los siguientes años a 400 mil vehículos
anuales en la planta en México.

La relevancia del país para la industria automotriz mundial se
traduce en que durante los últimos seis años se han invertido
más de 21 mil millones de dólares, en el inicio de operaciones de
nuevas plantas de ensamble de vehículos y motores.

Asimismo, la ampliación de la capacidad de producción de cinco
plantas ya instaladas en el país y la atracción de un mayor
número de proveedores directos en torno a los nuevos
desarrollos.

Entre las inversiones para la producción de nuevos vehículos,
destaca la producción en México del nuevo crossover de Nissan; el
Kicks, con una inversión por parte de la armadora japonesa en el
estado de Aguascalientes de 150 millones de dólares y que inició
su producción en agosto de 2016, lo que llevó a la integración
de 14 nuevas empresas para proveeduría en la manufactura del
vehículo.

En el país también se fabrican autos pesados en 11 plantas
ubicadas en ocho entidades, cuya participación en el Producto
Interno Bruto (PIB) manufacturero es de alrededor de 5.0 por
ciento.

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Productores
de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact), en los primeros
11 meses del año las ventas al mayoreo alcanzaron un total de 39
mil 13 unidades, es decir, un crecimiento de 14 por ciento respecto
a igual periodo del año anterior, y las ventas al menudeo
aumentaron 16.1 por ciento, para llegar a 38 mil 299
vehículos.

Según el presidente del organismo, Miguel Elizalde, el
crecimiento de las ventas durante 2016 demuestra el potencial del
mercado interno, aunque insistió en que se puede lograr un mayor
crecimiento mediante medidas como el programa de renovación
vehicular para hacer un mercado robusto.

En cuanto al mercado interno, la industria automotriz reportó
la venta de 1.6 millones de vehículos ligeros, una cifra nunca
antes vista en torno al consumo nacional, es decir, un crecimiento
de alrededor de 18.5 por ciento respecto al año anterior.

A su vez, la Asociación Mexicana de Distribuidores de
Automotores (Amda) estimó un crecimiento durante 2017 para
alcanzar 1.7 millones de vehículos vendidos en México, lo que
significaría un incremento de 6.0 por ciento.

De acuerdo con los distribuidores de vehículos nuevos en el
país, que tienen mil 972 agencias a nivel nacional, persiste el
buen ánimo entre los consumidores, por lo que se estima que las
ventas sigan al alza.

El director general adjunto de la AMDA, Guilllermo Rosales,
destacó que el mercado mexicano “tiene el potencial para seguir
creciendo a lo largo de 2017”, ya que por el lado de la oferta se
prevé que continúe una competencia muy fuerte entre los
participantes a nivel nacional, con 18 complejos productivos.

Las cifras históricas de ventas reportadas en 2016 son
atribuibles al buen comportamiento del financiamiento que de
acuerdo con el reciente reporte, de enero a octubre creció 26.5
por ciento con respecto a 2015, lo que significó 835 mil 748
unidades vendidas a crédito, es decir, 66.5 por ciento de las
ventas totales.

Asimismo, la sustancial reducción de vehículos usados
importados de Estados Unidos (EU) bajó 11.8 por ciento, respecto a
2015, como resultado de que la Suprema Corte de Justicia revocó
los amparos que por varios años conservaron los importados, y bajo
la protección de los cuales lograron introducir al mercado
mexicano más de seis millones de automóviles desde octubre de
2005.

Es por ello que la industria hizo un llamado a continuar con las
acciones del grupo de trabajo del Gobierno federal para endurecer
las medidas de control y reducir la introducción de vehículos de
desecho de EU.

En lo que respecta a la comercialización de vehículos,
destacó el inicio de lo que podría ser la masificación de
unidades híbridas y eléctricas, a partir del endurecimiento del
programa Hoy No Circula en la Megalópolis.

De enero a septiembre de 2016, la Asociación Mexicana de la
Industria Automotriz (AMIA) reportó la venta de cinco mil 495
vehículos en el mercado nacional con estas nuevas tecnologías, de
los cuales cinco mil 306 fueron híbridos y 189 eléctricos.

Son siete marcas las que en México comercializan 81.5 por
ciento de los vehículos en el país, en donde el primer lugar lo
ocupa Nissan; seguido de General Motors, Volkswagen, Toyota,
Fiat-Chrysler Automobiles, Ford, Honda y destaca la participación
de Kia, que con un año en el mercado mexicano logró colocarse en
la octava posición, seguido de Mazda en noveno lugar y Hyundai en
el décimo.

A finales del año, la industria presentó el documento
“Diálogo con la industria automotriz 2012-2018” en donde
destaca que entre los retos se encuentra el fortalecimiento de las
regulaciones que promuevan el financiamiento para la adquisición
de vehículos.

También continuar con las acciones para la regulación de
vehículos usados importados; incentivar la renovación del parque
vehicular, tanto en autos ligeros como en pesados del
autotransporte de carga y pasaje; fortalecer la plataforma
normativa y fomentar la cultura de cumplimiento que promueva la
renovación vehicular.

Después de los resultados récord que la industria mostró en
todos sus rubros, tanto en inversiones, exportaciones y ventas
internas, para los representantes del sector, el nuevo reto es el
desarrollo e innovación tecnológica, de tal forma que México se
coloque a la vanguardia mundial, con el advenimiento de una nueva
era tecnológica hacia el vehículo autónomo.