abc Radio


Brote de gripe aviar lleva a sacrificar a más de 500 mil aves de corral

  • Lunes 19 de diciembre de 2016
  • en Finanzas

Durante los últimos días, alrededor de 510 mil aves de corral
en Holanda y Japón han tenido que ser sacrificadas, ante un brote
de gripe aviar, de acuerdo con información de autoridades de ambos
países, difundida por la agencia informativa EFE.

Datos fechados en Bruselas, Bélgica, y atribuidos al portal
Dutchnews, detallan que cerca de 300 mil aves (200 mil patos y unas
100 mil gallinas) fueron sacrificadas en el norte de Holanda en las
últimas semanas para evitar la propagación de la gripe aviar,
mientras que la información procedente de Japón indica que las
autoridades de esa nación ordenaron el sacrificio de 210 mil
pollos en una granja en la isla septentrional de Hokkaido, tras
detectar los primeros casos de gripe aviar en instalaciones
avícolas.

La información relacionada con el caso holandés señala que
las autoridades revelaron que un nuevo brote se detectó en una
granja de gallinas en Friesland, lo que eleva a seis el número de
explotaciones que se han visto afectadas hasta la fecha por la
enfermedad.

Como consecuencia, las 28 mil 500 gallinas de la granja
infectada serán sacrificadas para prevenir la propagación del
brote.

Las autoridades tomaron además muestras en otra granja situada
en un radio de tres kilómetros de la explotación afectada para
comprobar si ha habido contagios.

El ministro holandés de Agricultura, Martin van Dam, ha
impuesto una prohibición de movimiento de aves y huevos en un
radio de 10 kilómetros de la granja afectada, conforme establece
la normativa para combatir la propagación de la enfermedad.

Por otra parte, también ayer se detectó la presencia de gripe
aviar en una granja de patos en Kamperveen, lo que obligará al
sacrificio de los 14 mil ejemplares en el recinto.

Previamente, las autoridades holandesas encontraron el virus en
distintos patos salvajes en una localidad próxima, en la provincia
de Overijssel.

El virus fue identificado primero en patos salvajes encontrados
muertos en noviembre y su presencia ha sido confirmada en varias
granjas de Biddinghuizen, en Flevoland.

Las autoridades han pedido a los ganaderos, así como a los
zoológicos y a los dueños de animales que mantengan a sus aves en
el interior, por el riesgo de propagación de la enfermedad.

También se ha decretado la prohibición de los espectáculos de
aves y la caza de patos.

El último brote de gripe aviar en Holanda ocurrió en 2014,
aunque restringido a una serie de granjas, y uno anterior, en 2003,
costó a la industria avícola holandesa en torno a 300 millones de
euros.

Japón

En cuanto a Japón, luego de detectar los primeros casos de
gripe aviar en instalaciones avícolas de la ínsula, el Gobierno
local solicitó el despliegue de personal de las Fuerzas de
Autodefensa (ejército nipón) para completar el sacrificio de las
aves, que comenzó el sábado pasado en el complejo de la localidad
de Shimizu, para contener la propagación del brote de la cepa
altamente contagiosa H5N6, según recogió ayer la agencia japonesa
Kyodo.

Otras siete instalaciones que contienen un total de 192 mil aves
se sitúan en un radio de 10 kilómetros del centro afectado, por
lo que las autoridades han tomado medidas de cuarentena para evitar
el contagio de nuevos ejemplares.

El país asiático se encuentra en el nivel máximo de alerta
por el virus de la gripe aviar desde que a finales de noviembre se
detectara la cepa H5N6 en varios puntos del archipiélago. Hasta
ahora en Hokkaido sólo se había detectado en aves salvajes.

Los animales sacrificados en Hokkaido se suman a los más de 500
mil pollos y patos que ya han sido sacrificados desde la aparición
del brote en las granjas afectadas, ubicadas en las prefecturas de
Niigata y Aomori, en el noreste del país asiático.

El virus también ha sido hallado en cisnes muertos del
zoológico de Akita (norte de Honshu, la principal isla de Japón)
y del de Nagoya (centro), así como en la prefectura de Kagoshima
(en la isla meridional de Kyushu).