abc Radio


Canadá debe aprobar conclusiones sobre reglas de origen del TLCAN: Chrystia Freeland

  • Jueves 23 de agosto de 2018
  • en Finanzas

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijo el jueves que su país necesita concordar con las conclusiones finales sobre reglas de origen que se alcancen en las conversaciones bilaterales entre Estados Unidos y México, como parte de la modernización del TLCAN.

Canadá ha estado a la espera durante semanas de las conversaciones que se han enfocado en cerrar las diferencias entre México y Estados Unidos,
centradas en la queja del presidente Donald Trump de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha minado la industria manufacturera de su país.



Entérate:
México y EU extenderían renegociación del TLCAN hasta la próxima semana: Ildefonso Guajardo


"La actualización de las normas de origen siempre ha sido un esfuerzo enorme, importante y complejo", dijo la ministra canadiense Chrystia Freeland a periodistas. "Canadá claramente está interesado en cómo se actualizan esas normas y claramente necesitamos atender y estar de acuerdo con cualquier conclusión final".

EU espera alcanzar esta semana un acuerdo con México sobre el TLCAN

Funcionarios de México y Washington se volverán a reunir la semana que viene para trabajar en temas controvertidos como los salarios y las reglas sobre cuánto contenido producido en Estados Unidos debe tener un automóvil para calificar al estatus de "libre de impuestos".

Freeland también señaló que estaba preparada para sumarse a las negociaciones en cualquier momento, pero no dio más detalles. Las autoridades canadienses descartan los rumores de que está siendo dejada de lado.



Puedes leer:

Estas son las fechas clave de la renegociación del TLCAN



"Si bien éste es un acuerdo trilateral (…) también hay importantes temas comerciales bilaterales entre cada uno de los países
", dijo Freeland, y agregó que celebraba las conversaciones bilaterales entre los dos socios del TLCAN de Canadá.

El Gobierno de Trump, que denuncia que el TLCAN provocó que cientos de miles de empleos de manufactura se mudaran a plantas en México con salarios bajos, quiere que a los trabajadores mexicanos se les pague más y exige mayor contenido norteamericano en automóviles y camionetas producidos en las naciones del TLCAN.