abc Radio


Celebra Fiat Chrysler la fabricación de 3 millones de motores en Saltillo, Coahuila

  • Viernes 3 de febrero de 2017
  • en Finanzas

  • Destaca la armadora la gran mano de obra con la que cuenta nuestro país

A un mes de que su competidora Ford cancelara una inversión por mil 600 millones de dólares en México, Fiat Chrysler (FCA) celebró ayer la producción de tres millones de motores en su planta de ensamble en Saltillo, en el Estado de Coahuila, al norte del país.

“Seis años después de su inauguración, el motor número tres millones Pentastar V-6 fue ensamblado en la Planta Motores Sur de FCA México”, indicó FCA en un comunicado.

Jorge Luis Lares, vicepresidente de Manufactura de FCA México, destacó que “este motor ha sido reconocido mundialmente por los más importantes medios especializados, y es orgullosamente hecho en México, demostrando una vez más la gran mano de obra con la que cuenta nuestro país”.

Actualmente, el motor Pentastar se encuentra en los modelos más recientes de los vehículos Jeep Grand Cherokee, Dodge Durango, Chrysler Pacífica, Chrysler Pacifica Híbrida, Dodge Grand Caravan, Dodge Charger, Dodge Challenger, Chrysler 300, Jeep Wrangler, Ram 1500, Dodge Journey y Ram Promaster, agregó la firma.

Según dijo FCA, esta planta de motores es la más flexible del grupo al poder producir tres modelos del motor Pentastar, incluyendo el nuevo motor híbrido para la Chrysler Pacífica.

Ford anunció el 3 de enero la cancelación de una planta en el Estado de San Luis Potosí, que implicaba una inversión de mil 600 millones de dólares, después de que el entonces presidente electo de Estados Unidos (EU), Donald Trump, amenazara con imponer aranceles de hasta el 35 por ciento a los vehículos producidos en México y después exportados a Estados Unidos.

A esta decisión, que conmocionó al país al ser la automotriz una de sus principales industrias, se sumó a mediados de enero el anuncio de la estadounidense General Motors (GM) de trasladar parte de su producción de México a EU.

FCA anunció recientemente una inversión de mil millones de dólares en sus plantas de EU, si bien destacó que mantendrá los planes de producción en México, por ejemplo con el inicio de la fabricación del nuevo Jeep Compass en su planta de Toluca, en el central Estado de México.