abc Radio


China notifica a Organización Mundial del Comercio que no recibirá más “basura extranjera”

  • Martes 18 de julio de 2017
  • en Finanzas

GINEBRA – China notificó el martes a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que dejará de aceptar cargamentos de residuos plásticos y de papel provenientes del exterior como parte de una campaña contra la “basura extranjera”.

La prohibición de las importaciones, que entrará en vigor a fines de 2017, también abarcará desechos procedentes de la fabricación de acero y muchas clases de desperdicios de lana, ceniza, algodón e hilo.

“Encontramos que grandes cantidades de desechos sucios o incluso desechos peligrosos se mezclan en los desechos sólidos que pueden ser utilizados como materias primas. Esto contaminó gravemente el medio ambiente de China”, dijo China en su presentación a la OMC.

“Para proteger los intereses ambientales de China y la salud de la gente, ajustamos urgentemente la lista de desechos sólidos importados y prohibimos la importación de desechos sólidos que están altamente contaminados”, añadió el gigante asiático.

China es un gran importador de residuos. El año pasado recibió 7,3 millones de toneladas de desechos plásticos, valuados en 3.700 millones de dólares, lo que representa el 56 por ciento de las importaciones mundiales de ese material.

Aparte de Hong Kong, las mayores fuentes de esos residuos plásticos fueron Japón y Estados Unidos -cada uno representó aproximadamente el 10 por ciento del volumen total-, según datos del Centro de Comercio Internacional, una agencia conjunta entre Naciones Unidas y la OMC.

Estos dos países son también las principales fuentes de papel de desecho que llega a China cada año, representando entre ellos la mitad de un negocio de casi 1.000 millones de dólares.

China planea llevar a cabo una encuesta a nivel nacional sobre fuentes de contaminación y ha instado a las autoridades locales a acelerar las cosas para lanzar investigaciones locales a fines de julio, dijo a inicios de esta semana el Ministerio de Protección del Medio Ambiente.

/eds