abc Radio


Condusef da recomendaciones para recurrir a casas de empeño

  • Sábado 14 de enero de 2017
  • en Finanzas

  • Exhorta a que se considere la capacidad de pago, ya que los
    intereses suelen ser muy altos

Con la cuesta de enero, una opción para obtener dinero es
empeñar bienes, tales como alhajas, celulares, aparatos
electrodomésticos, equipos de cómputo y hasta automóviles.

Por ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de
los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), a través de su
publicación “Proteja su dinero”, presenta una serie de
recomendaciones que permitirán recuperar los bienes
empeñados.

El primer consejo que realiza la comisión es tener presente que
si bien en estos sitios el acceso al efectivo es muy sencillo,
también es muy caro, ya que la tasa anual puede llegar a ser mayor
al 150 por ciento.

Antes de empeñar, destaca, es importante considerar su
capacidad de pago para la recuperación de los bienes, ya que si
cumplido el plazo de desempeño no se ha pagado el monto de la
deuda, la empresa pondrá la prenda a la venta para recuperar la
suma del préstamo.

La Condusef recomienda además acudir a varios establecimientos
para comparar cómo funciona cada uno y qué condiciones de
préstamo ofrecen, a fin de elegir la que cumpla con sus
necesidades.

Una vez seleccionada la casa de empeño, se debe consultar el
Costo Anual Total (CAT) del préstamo, que es la medida
estandarizada del costo de financiamiento expresado en términos
porcentuales anuales, que incorpora la totalidad de los costos y
gastos inherentes a los créditos que otorgan las
instituciones.

Ello, debido a que, al igual que en las instituciones bancarias,
la tasa de interés del préstamo varía de acuerdo con los
servicios que presta cada casa de empeño, como: almacenaje, seguro
contra robo y percance, por mencionar algunos.

El organismo público descentralizado también aconseja no hacer
operaciones con “coyotes”, pues aunque estas personas que
están en las afueras de las casas de empeño ofrecen montos
mayores de préstamo, generalmente se trata de engaños.
(Notimex)