abc Radio


Critica la Iniciativa Privada el gasolinazo sin compromiso del Gobierno federal

  • Cuestiona que pidan comprensión en lugar de ajustar su margen de maniobra

El sector privado elevó su tono y arremetió contra el Gobierno federal, al asegurar que sí existe margen de maniobra para recortar la carga impositiva a los precios de la gasolina, por lo que cuestionó que las autoridades piden “comprensión a los mexicanos, pero para pedir hay que dar”.

En este sentido, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) lamentó que el Gobierno optó por resolver el desequilibrio fiscal que enfrenta el país “yéndose por el camino más fácil: elevar los impuestos, específicamente el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), que espera recaudar por la venta de gasolinas y de diésel.

Por medio de un reporte, el sindicato patronal aseguró que dicha decisión se tradujo en un incremento desproporcionado en el precio de dichos combustibles para los usuarios finales, generando protestas en la mayoría de las entidades del país.

Sin embargo, aseguró que sí hay margen de maniobra para reducir los porcentajes de impuestos considerados en la fórmula para la determinación de los precios de las gasolinas y ello, necesariamente pasa por un mayor esfuerzo del Gobierno para corregir su balance fiscal.

“El Gobierno mexicano ha pedido a la sociedad ser más comprensiva, pero ¿en qué momento el Gobierno será comprensivo con la situación que están atravesando los mexicanos? El Gobierno de la República pide comprensión a los mexicanos, pero para pedir primero hay que dar. ¿Qué le dará el Estado a los ciudadanos? ¿Cuál será su compromiso? Estamos a la espera de escucharlo”, afirmó.

En ese contexto, aseguró que más que subir impuestos a las gasolinas hasta representar cerca del 40 por ciento de su precio final, lo que se requiere es un recorte efectivo del gasto público, estableciendo una meta de reducción real con respecto al gasto autorizado por el Congreso para este año 2017.

“Dicho recorte al gasto no debe hacerse simplemente disminuyendo el presupuesto de la inversión pública o los programas sociales sino, sobre todo, mejorando la eficiencia del gasto, la corrupción y el dispendio del Estado en materias como publicidad y elecciones deben de una vez desaparecer”, apuntó.

De igual manera, el organismo patronal consideró que resulta necesario un compromiso de reducción de la deuda pública, para mantenerla por debajo de los niveles que tenía al inicio del sexenio, que era de 33.9 por ciento del PIB, con respecto al nivel, hoy cercano al 50 por ciento del mismo producto que se cerró en el 2016.

“Es particularmente relevante que se reduzca el crecimiento de la deuda que fue adquirida en dólares, dado que con la devaluación del peso y el aumento a las tasas internacionales de interés, podrían desestabilizar los flujos financieros del Gobierno en un futuro cercano”, consideró.

Asimismo, agregó la Coparmex, es necesario auditar y lograr la transparencia absoluta de Petróleos Mexicanos (Pemex), para evitar la corrupción y la ineficiencia en el uso de sus recursos.