abc Radio


Déficit comercial norteamericano cayó un 9.6% en febrero

  • Miércoles 5 de abril de 2017
  • en Finanzas

  • El saldo negativo con México creció 46%, hasta 5 mil 800 mdd

WASHINGTON, DC. (EFE).- El déficit comercial de Estados Unidos (EU) disminuyó en febrero pasado un 9.6 por ciento, y se situó en 43 mil 600 millones de dólares, tras haber alcanzado en enero su mayor nivel en casi cinco años, informó el Gobierno estadunidense.

Según el documento divulgado ayer, en febrero el déficit comercial de EU con México creció un 46 por ciento, hasta los cinco mil 800 millones de dólares, mientras que el saldo negativo con Canadá se redujo notablemente (un 38 por ciento), y quedó en dos mil 100 millones de dólares.

El saldo comercial negativo de EU en febrero fue inferior a los pronósticos de los analistas, que anticipaban un déficit mayor, de alrededor de 44 mil 500 millones de dólares.

En febrero las exportaciones estadunidenses crecieron un 0.2 por ciento y sumaron 192 mil 900 millones de dólares, el mejor dato desde finales de 2014, mientras que las importaciones se redujeron un 1.8 por ciento, hasta los 236 mil 400 millones, según el informe del Departamento de Comercio.

El descenso de las importaciones se debió a que EU compró en febrero menos teléfonos celulares de países asiáticos y menos vehículos de Europa.

Pese a la caída de febrero, el déficit comercial acumulado en los dos primeros meses del año fue un 3.1 por ciento superior al del mismo periodo de 2016.

Por países, el saldo negativo en el comercio de EU con China cayó en febrero 26.6 por ciento hasta los 23 mil millones de dólares, desde los 31 mil 300 millones del mes anterior.

El presidente de EU, Donald Trump, criticó duramente a China durante su campaña electoral porque considera que ese país promueve prácticas comerciales injustas, y mañana recibirá en su club privado de Mar-a-Lago, en Florida, al mandatario chino, Xi Jinping, para hablar de ese asunto y otros.

La semana pasada, Trump firmó dos órdenes ejecutivas que tienen como objetivo frenar las “violaciones” en las prácticas comerciales y dar con los “tramposos” que, en su opinión, han provocado la pérdida de millones de puestos de trabajo manufactureros en EU.