abc Radio


Baja 2.6 puntos en tres años financiamiento bancario a Micro, pequeñas y medianas Empresas

  • Viernes 7 de abril de 2017
  • en Finanzas

  • Contradicción en meta de la Reforma Financiera

Alejandro Durán

A pesar de que uno de los ejes centrales de la reforma financiera promulgada en enero de 2014 era el impulso del crédito a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), lo cierto es que cayó la importancia de los préstamos a dicho sector, precisamente, en los últimos tres años.

Y lo anterior, porque de acuerdo a un estudio del Banco de México (Banxico), mientras en 2014 la importancia del crédito Pyme dentro del financiamiento bancario a las empresas era de 26.3 por ciento, para el cierre de 2016 cayó a 23.7 por ciento.

Incluso, curiosamente, previo a la promulgación de la Reforma Financiera, la importancia del crédito a dicho sector dentro del financiamiento bancario a las empresas iba en ascenso, al subir de 21 por ciento en 2010 a un máximo histórico de 26.3 por ciento a 2014. Y partir de entonces reportó una tendencia a la baja.

A través del reporte “Indicadores Básicos de Crédito a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), el instituto central dijo que el mercado de crédito a dicho sector está conformado por préstamos que las instituciones financieras otorgan a personas físicas con actividad empresarial y a personas morales, a fin de cubrir sus necesidades específicas de operación y equipamiento.

El criterio para identificar a las empresas micro, pequeñas y medianas tiene dos condiciones. La primera es la clasificación de la Secretaría de Economía que define el Tamaño de Empresa Calculado (TEC) a partir de ponderar el número de empleados y del nivel de ventas anuales.

La segunda condición establecida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es que no tenga ningún crédito por un monto superior a 50 millones de pesos. De este modo, una empresa se identifica como Pyme si cumple con las dos condiciones señaladas.

A diciembre de 2016, el saldo de la cartera empresarial total (empresas grandes más Pymes) fue de un billón 890 mil 600 millones de pesos y representó el 54.4 por ciento de la cartera al sector privado no financiero otorgada por los bancos y las sofomes reguladas, constituyéndose así como el principal tipo de crédito otorgado.

Sin embargo, en términos de crecimiento anual de la cartera en términos reales, para los años de 2015 y 2016 el crédito a empresas grandes (16.7 y 16.5 por ciento, respectivamente) y al consumo (9.4 y 8.7 por ciento, en ese orden). fueron los que experimentó un mayor dinamismo, mientras que el destinado a Pymes fue de 9.3 y 8.2 por ciento.

El Banxico agregó que, en diciembre de 2016, la participación del crédito a Pymes dentro del financiamiento al sector privado no financiero fue de 12.9 por ciento, significativamente menor a la que tuvo el crédito al consumo (25.8 por ciento) y el crédito a la vivienda (29.6 por ciento).

“La participación del crédito a PYMES en la cartera al sector privado no financiero y en la cartera empresarial otorgada por la banca y las Sofomes reguladas había mostrado una tendencia creciente hasta alcanzar un máximo en 2014”, destacó.

Finalmente, apuntó que 95 por ciento del número de créditos y el 87.7 por ciento del saldo de crédito a Pymes durante el último año, fue destinado al financiamiento de capital de trabajo. La tasa de interés promedio ponderado por saldo del sistema fue 10.9 por ciento y las instituciones que ofrecieron la tasa más baja fueron: Scotiabank (7.8 por ciento), Banco del Bajío (8.8 por ciento) y Multiva (9.4 por ciento).