abc Radio


Disminuye el gasto corriente del sector publico 12.1 por ciento respecto a 2015

  • Martes 31 de enero de 2017
  • en Finanzas

Alejandro Durán

A pesar de la restricción de recursos públicos, durante 2016 el gasto corriente estructural del sector público representó 11.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), monto inferior al 12.1 por ciento reportado en 2015 pero mayor al 10 por ciento registrado en 2008, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
De acuerdo al Reporte de las Finanzas Públicas y Deuda Pública, resultó que durante el año pasado, el gasto neto pagado se alcanzó cinco billones 343 mil 759 millones de pesos, cifra que incluye operaciones no recurrentes y que resulta mayor en 6.2 por ciento en términos reales respecto a 2015.
Por su parte, el gasto programable se ubicó en cuatro billones 160 mil 372 millones de pesos, nivel superior en 5.7 por ciento real con respecto a 2015.

Lavado-dolares

De manera particular, resultó que durante 2016 el gobierno federal realizó erogaciones de carácter no recurrente en inversión financiera para fortalecer la posición financiera de Petróleos Mexicanos (PEMEX), y para cubrir parte de los pasivos laborales de la petrolera y Comisión Federal de Electricidad (CFE), de acuerdo con lo señalado en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), por un total de 321.8 mil millones de pesos; además, realizó una aportación de recursos al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP), por 70 mil millones de pesos.
Así, el gasto neto pagado excluyendo la inversión financiera aumentó 0.6 por ciento en términos reales con respecto a 2015, mientras que el gasto programable sin inversión financiera se redujo 1.6 por ciento real.
Por su parte, el gasto neto total al cierre de 2016 fue mayor en 611 mil 934 millones de pesos al monto aprobado en el Presupuesto.
“Este resultado obedeció a un mayor gasto programable por 585 mil 715 millones de pesos que se explica, principalmente, por la inversión financiera asociada a las aportaciones a Pemex, CFE y al FEIP; mayores participaciones a las entidades federativas y municipios por 14 mil 967 millones de pesos, debido a una mayor recaudación federal participable; otros gastos por 590 millones de pesos, y un costo financiero mayor a lo previsto en 10 mil 661 millones de pesos”, precisó la SHCP.
El reporte agregó que los ingresos presupuestarios del sector público durante 2016 se ubicaron en cuatro billones 840 mil 903 millones de pesos, monto superior en 10.3 por ciento en términos reales respecto a 2015 y aumentaron 0.7 por ciento si se excluye en ambos años el entero del remanente de operación del Banco de México y los ingresos asociados a las aportaciones patrimoniales del gobierno federal a PEMEX y CFE.
Por lo anterior, el déficit público tradicional se ubicó en 503 mil 682 millones de pesos, 73 mil 511 millones de pesos menos a lo autorizado por el Congreso de la Unión y una reducción de 134 mil 6 millones de pesos con respecto a 2015.
“Este balance observado es equivalente a 2.6 por ciento del PIB, inferior al 3.0 por ciento autorizado por el Congreso de la Unión y al 2.9 por ciento de la estimación actualizada del gobierno federal anunciada en agosto de 2016”, destacó el documento.
Sin embargo, al excluir la inversión de alto impacto económico y social, el balance presenta un déficit de 18 mil 711 millones de pesos, monto equivalente a 0.1 por ciento del PIB.
“Este resultado es menor en 77 mil 992 millones de pesos al monto autorizado para 2016, equivalente a 0.5 por ciento del PIB”, señaló.