abc Radio


Disruptores | Clip, busca mejorar el pago con tarjeta

La empresa lanzó cuatro nuevos productos para que las pymes puedan cobrar con tarjetas a costos más bajos que las terminales tradicionales

Las oficinas de Clip ocupan dos pisos en la exclusiva Torre Manacar sobre Insurgentes Sur en la Ciudad de México. Aquí, los mayores de 40 son un animal raro, muchachos con sus laptops caminan apresurados en sus pasillos de colores chillones sorteando un mar de escritorios y computadoras, donde los tecleos interminables marcan el compás.

Agitado, vibrante, inquieto, el ambiente es inconfundiblemente el de una empresa nacida en Silicon Valley, pero no es Uber o Google, tampoco Amazon. Estas son las oficinas de quizá la startup mexicana más exitosa de los últimos años.

Una frase resume bien lo que está pasando acá. Sobre una de las vigas del auditorio de la empresa se leen las palabras de Winston Churchill: “Ser perfecto es haber cambiado continuamente”.

Hasta el último año Clip era únicamente conocida como la empresa creadora de las icónicas terminales punto de venta móviles color naranja que se conectan a celulares y tabletas.

Sin necesidad de contratos o cuotas mínimas, Clip permite a cualquier comercio aceptar pagos con tarjeta de crédito, débito, vales y puntos fácil y rápido.

Sus clientes, la mayoría pequeños comercios registran su CLABE interbancaria y reciben el dinero hasta en 24 horas hábiles sin la necesidad de haber gastado 20 mil pesos, que es lo que cuesta una terminal bancaria tradicional. La iteración más básica de Clip cuesta apenas 300 pesos y puede ser comprada en tiendas de conveniencia, internet y supermercados.

“Nuestra visión siempre ha sido la misma, empoderar a los negocios para que acepten todos los métodos de pago y ayudarlos a que tengan crecimiento y esa seguirá siendo nuestra idea y filosofía”, dice Ricardo Muñoz, director de Marketing de Clip.

“La principal fricción que tienen en general los negocios en México es aceptar métodos de pago como son las tarjetas de crédito, débito y vales más rápido. Si vas a un banco para conseguir una terminal son necesarios más de 100 días para aceptar las mismas tarjetas que acepta Clip en el momento de la compra”.

Foto: Roberto Hernández

Según el ejecutivo, el dispositivo ha permitido que muchas empresas pequeñas que no podían competir con los grandes negocios del retail ahora lo hagan.

Sin embargo, algo está cambiando al interior de esta empresa. En lo que es parte de un desdoblamiento corporativo y una diversificación de su portafolio, en el último año la empresa ha lanzado cuatro nuevos productos.

Clip Plus es una nueva versión de la terminal clásica pero que ya se conecta vía Bluetooth a los teléfonos inteligentes y cuenta con un teclado para introducir el NIP que algunas tarjetas exigen.

Asimismo, Clip Pro es una terminal autónoma con internet incluido que ya no requiere del soporte de un teléfono.

De manera paralela, la compañía lanzó al mercado Recargas Clip, que permite a los comercios ofrecer tiempo aire de Telcel, Movistar, AT&T y Unefon sin comprar saldo por adelantado. Por último, Catálogo Clip es un software que permite a los negocios organizar productos y mantener el inventario actualizado sin ningún costo adicional, con funcionalidades de categorización, control de inventario en tiempo real y lector de código de barras.

Es así como Clip, en sólo un año, ha migrado de ser una empresa únicamente proveedora de hardware, como son las terminales, a un híbrido que combina al software para aportar soluciones tecnológicas enfocadas en comercios.