abc Radio


Economía mexicana entró a una tormenta: Scotiabank, prevé crecieminto del PIB

  • Jueves 2 de febrero de 2017
  • en Finanzas

El ambiente coyuntural que vive México debido a la nueva administración de Estados Unidos y a las amenazas por parte de su presidente Donald Trump, auguran un panorama de incertidumbre para nuestra economía en 2017.

“Estamos entrando a una tormenta con un camino muy complicado y un panorama económico con señales de alerta, baches y curvas”, advirtió el jefe de Estudios Económicos de Scotiabank, Mario Correa.

 

Para el cierre de este año el especialista anticipó un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de apenas 1.5 por ciento; una caída en la inversión privada del 2.4 por ciento y un aumento en el tipo de cambio que llegaría a niveles de 22.25 pesos por dólar.

En un seminario acerca de las perspectivas económicas 2017, Correa Martínez detalló que los factores que finalmente determinarán el escenario económico son las políticas de la nueva administración estadunidense; las tendencias proteccionistas en el mundo; la evolución tanto de los precios internacionales del petróleo como de los mercados financieros globales, así como la conducción de las políticas fiscal y monetaria en México.

Además reconoció que existe la posibilidad de que las agencias calificadoras de riesgo emitan una nota negativa para nuestro país.

“Existe riesgo, pero habrá que ver. Ahora que el crecimiento económico está bajando podríamos tener una reducción significativa en la calificación, situación que menos nos favorece, por lo que parte importante de la reflexión que se requiere en estos momentos es explorar la alternativa de poner un límite nominal al gasto público y cuidar el endeudamiento”, enfatizó.

Asimismo, Mario Correa subrayó que el comercio continuará con o sin el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLACN), solo que con algunos ajustes.

“(…) No queda de nuestro lado. El beneficio es para los tres países (Canadá, Estados Unidos y México), solo falta que se pongan de acuerdo”, anotó.

Asimismo, insistió en que el entorno global no pinta bien, y explicó que el paisaje de crecimiento económico presenta marcados contrastes entre los diferentes sectores de la actividad productiva, desde nuevas caídas en la extracción de petróleo y la construcción de obra pesada, así como en algunas industrias relacionadas, aunque también se considera un crecimiento en sectores como los de los servicios de comunicaciones, turismo y financieros.

Respecto a la inversión privada, el economista subrayó la necesidad de asegurar la disciplina fiscal y contener el crecimiento de la deuda pública, lo que supone que buena parte del ajuste fiscal necesario recaerá sobre el gasto de inversión, aunado por supuesto a “la incertidumbre exacerbada” ante la posibilidad de medidas de política comercial extremas por parte de la nueva administración de EU.

“La inversión nacional se verá significativamente afectada al grado de tener una caída del 2.4 por ciento. El consumo privado también resultará perjudicado, aunque en menor medida, logrando crecer a tasas ligeramente inferiores del 2 por ciento”, apuntó.

Correa Martínez indicó que se estima un repunte significativo en la inflación con niveles cercanos al 5.5 por ciento, que en un principio debería ser temporal ante el carácter transitorio de los ajustes actuales en algunos precios de relevancia.

“Este año vamos a tener un impacto en la inflación que afectará el consumo, aunque hacia el 2018 se espera que retome una tendencia descendente”, subrayó.

Respecto al tipo de cambio resaltó que se mantendrá presionado debido a la situación internacional que se vive, especialmente a la expectativa que se tiene frente a la relación bilateral con EU, generándose una elevada volatilidad.

“Pese a que el tipo de cambio se encuentra en niveles de subvaluación considerables y hasta cierto punto inéditos, y advirtiendo que los pronósticos tienen implícita una altísima incertidumbre, nuestra expectativa es que pudiera terminar el año cerca de los 22.25 pesos por dólar”, reiteró.

En cuanto al panorama del empleo, el experto en economía indicó que se espera la creación de 557 mil empleos, ya que debido al perfil demográfico del país, se prevé que este año se integrarán cerca de 1.1 millones de jóvenes a la Población Económicamente Activa (PEA), así como la creación de cerca de 250 mil nuevos hogares de clase media y alta en el país.

Al referirse a la política monetaria, Correa Martínez puntualizó que la tasa de interés se ubicará en un 7.25 por ciento durante 2017 y que en 2018 subirá a 7.50 por ciento, todo ello en medio del proceso de liberación del precio de las gasolinas, obligando al Banco de México a continuar endureciendo la política monetaria.