abc Radio


El Banco Base eleva la expectativa de crecimiento de 1.2 a 2.0 por cieto en 2017

  • Viernes 3 de febrero de 2017
  • en Finanzas

  • Reconoce que en realidad la situación no está tan mal

A diferencia del pesimismo que invade al resto de analistas y consultoras, Banco Base determinó elevar su expectativa de crecimiento de la economía mexicana de 1.2 a 2.0 por ciento para este 2017, pues “en realidad, la cosa no está tan mal”.

La economista en Jefe de la firma, Gabriela Siller, dijo que la principal amenaza para México en este 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está perdiendo credibilidad ante los agentes económicos, quienes en tan solo un par de semanas están apreciando el estilo de gobernar del magante estadunidense y cual se refleja en la pérdida que registra el dólar frente al peso mexicano.

Por ello, informó que Banco Base determinó elevar su expectativa de crecimiento para este año, aún y cuando la gran mayoría de especialistas y demás instituciones nacionales e internacionales han recortado sus pronósticos.

“Nos movemos en un escenario en donde pensábamos que las cosas pueden ir muy mal, pero en realidad, a lo mejor la cosa no está tan mal (…), con este escenario, la expectativa de crecimiento es 1.8 por ciento, antes lo traíamos en 1.2, ahora sería en alrededor de 1.8 por ciento hacia dos por ciento, pero todavía me inclino más a 1.8 por ciento”, comentó.

Y lo anterior, explicó la especialista, porque hace tan sólo algunas semanas la incertidumbre era total en los mercados financieros, toda vez que el presidente de Estados Unidos había dado señales de que uno de sus primeras acciones a realizar era renegociar o de plano retirar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del norte (TLCAN), sin embargo, en los últimos días todo apunta a que el proceso comenzaría hacia la segunda mitad del presente año.

“Si (Donald Trump), aplazó la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues es como darnos un respiro y en este respiro, México puede buscar otros mercados para diversificación para lo cual se necesita al menos un año, entonces es como si se nos diera un periodo de gracia para buscar otros mercados, en donde el asiático es el que parece tener un mayor potencial”; comentó.

Asimismo, dijo que el proyecto de impulsar el gasto en infraestructura que ha planteado el nuevo inquilino de la Casa Blanca será un factor que favorecerá a las exportaciones mexicanas destinadas al mercado estadounidense, y por lo tanto a la economía del país.

“Debido a un mayor gasto del gobierno, se produce un incremento en consumo de bienes locales en Estados Unidos, y obviamente también de bienes importados, por lo cual, las exportaciones mexicanas se pueden ver inclusive beneficiadas, entonces pensamos que este año, cuando menos las exportaciones se mantienen y hasta pueden incrementarse ocho o diez por ciento”, apuntó.

Agregó que dicho contexto impactará otras variables, como el caso de los recursos que envían mexicanos radicados en el extranjero a sus familiares en México, mejor conocidos como remesas.

“Bajo este escenario las remesas se mantienen, inclusive pensamos que se pueden incrementar, si ponen el impuesto para las remesas y el tipo de cambio se regresa a 20 pesos por dólar y la tasa de referencia del Banco de México se ubicaría en 5.75 por ciento, este es el escenario con mayor probabilidad”, destacó.

Al respecto, cabe mencionar que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), estima un crecimiento de la economía mexicana este año de entre 2.0 y 3.0 por ciento.