abc Radio


El fraude cibernético se disparó 175% durante primer semestre, alerta la Condusef

  • Viernes 16 de febrero de 2018
  • en Finanzas

  • Durante el primer semestre del año el sector financiero ha
    sido afectado por robos de NIP o token

A junio de 2016, los reclamos contra instituciones del Sistema
Financiero Mexicano crecieron 46 por ciento con relación al mismo
periodo de 2015, ubicándose en 3 millones 700 mil, y de ellas, el
74 por ciento correspondieron a un posible fraude. Mientras los
casos de robo de identidad disminuyeron, el fraude cibernético se
incrementó en 175 por ciento, informó Mario Di Costanzo
Armenta.

El presidente de la Comisión Nacional para la Protección de
los Usuarios de los Servicios Financiero (Condusef), señaló en
conferencia de prensa, que la delincuencia está migrando a las
nuevas tecnologías, y en lugar de “robarse una credencial
del INE, se están apropiando del NIP o token de las personas, o
las engañan con correos phishing”, es decir, apócrifos con el
fin de atraerlas.

Di Costanzo indicó que de los 3 millones 700 mil reclamos, 74
por ciento o 2 millones 675 mil corresponden a un posible fraude,
cuyo monto reclamado fue de 10 mil 542 millones de pesos, de los
cuales hasta el momento sólo se han abonado cuatro mil 308
millones de pesos, lo que equivale al 44 por ciento del total.

Agregó que del universo de reclamaciones que corresponden a un
posible fraude, 32 mil 719 son consecuencia de un también posible
robo de identidad, cuyo monto reclamado ascendió a 406 millones de
pesos, y de éste, al cierre de junio se abonaron 175 millones de
pesos, cifra que representó el 43 por ciento.

Aclaró que los casos de robo de identidad disminuyeron 36 por
ciento con relación a los del mismo semestre de 2015, pero los
relacionados con el banco Scotiabank Inverlat se incrementaron en
142 por ciento, de 194 a 470, por lo que a esta institución se le
recomendó que “mejorara los procesos de identificación de sus
clientes”.

En contraparte, dijo “parece estarse dando una tendencia donde
la delincuencia ésta migrando a las nuevas tecnologías cometiendo
fraudes cibernéticos”, al grado de que 31 por ciento de las
reclamaciones, (un millón 116 mil 892), corresponden a la banca
remota, comercio electrónico y banca móvil, que han aumentado en
125.21 y 171 por ciento respectivamente, en comparación con el
mismo período de 2015, lo que ha dejado un monto total reclamado
de 4 mil 235 millones de pesos.

Di Costanzo Armenta explicó que al primer semestre del año, el
98 por ciento de las reclamaciones se concentran en el sector
bancario, mismo que fue sancionado con 890 multas por un monto
económico de 30 millones 847 mil 276 pesos, lo que significó 54
por ciento más que el primer semestre de 2015.

Sobre el fraude cibernético comento que “hace dos años el
robo de identidad se hacía a través de la sustracción de
documentos como la credencial de elector o papeles confidenciales,
y hoy ese mismo robo de identidad se realiza, pero de manera
virtual, porque ahora los delincuentes sólo requieren tener el
Número de Identificación Personal (NIP) y con ello realizan
operaciones tal y como si hubieran robado la identidad”.

De esta manera, fraudes tradicionales se incrementaron 33 por
ciento, y los cibernéticos 175 por ciento, ante lo cual se
registraron 836 mil 532 quejas, es decir, 532 mil 276 más. Las
instituciones financieras más afectadas con este delito fueron
Baco Azteca, el cual registró el mayor incremento de fraude
cibernético: en banca remota las quejas al primer semestre de 2015
sumaron 6 mil 097, y un año después ascendieron a 175 mil
995, con un incremento estratosférico de 2 mil 787por ciento.

A esa institución le siguió Inbursa, con un aumento de 827
reclamos a 15 mil 602, es decir mil 787 por ciento, y sólo en HSBC
hubo una disminución, de 27 mil a 6 mil 900 reclamaciones, lo que
significa un 74 por ciento.

El presidente de Condusef, dijo que ya ha tenido reuniones con
la Asociación de Bancos de México (ABM) para buscar mecanismos a
fin de combatir el delito cibernético que, dijo, se da
principalmente porque los delincuentes logran tener datos
confidenciales, aunque esto es algo que todavía se está
investigando.