abc Radio


Empleados buscan comprar empresa de traslado de valores Panamericano

ACAPULCO, Gro.- Los trabajadores de la empresa de traslado de valores, Panamericano, hicieron oficial su intención de comprar la compañía, vía cooperativa u otro vehículo legal, ante la adversa situación por la que atraviesa hoy en día la firma.

En este sentido, en el marco del 44 Consejo Nacional Ordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores de Traslado Federal de Valores, Custodia, Seguridad, Mensajería y Servicios, Alfonso Godínez Pichardo, secretario general de la organización, presentó la propuesta de compra, cuya principal accionista es la firma estadounidense Brinks Incorporate, que a su vez es controlada por el fondo de inversión Starboard Value.

"Starborard Value, como la mayoría de los fondos de inversión en el mundo, no son expertos en el giro de las empresas que adquieren y sus decisiones suelen perjudicar las operaciones de las mismas, situacción que ocurre en Panamericano", afirmó el dirigente sindical.

Con una participación de 40% en el mercado, la firma es una de dos principales empresas del sector, el cual está liderado por GSI, que concentra 45% del mercado y opera marcas comoTameme, Sepsa, Seguritec y Cometra.

Panamericano tiene más de 50 años en el mercado y en 2010 fue adquirida por la compañía estadounidense Brinks.

"Las inversiones que realizan dichos fondos son meramente especulativas, ya que su objetivo principal al adquirir un nuevo negocio es venderlo en el menor plazo posible, buscando con ello obtener el mayor beneficio económico para sus propios accionistas, sin preocuparse de la gestión o administración de sus empresas y, mucho menos, del bienestar de sus trabajadores", acusó ayer el dirigente sindical.

Panamericano ofrece soluciones de traslado y proceso de valores, dotación a cajeros automáticos, importación y exportación de valores, entre otras soluciones de valor agregado.

Cuenta con 79 sucursales dentro del país y debido a su vínculo con la cadena estadounidense Brink´s, tiene presencia en más de 100 países.

También cuenta con alrededor de 10 mil trabajadores en México (cerca de 50% son custodios), y uno de sus principales clientes son las empresas mineras.