abc Radio


Empleo sin experiencia, una contratación casi de ensueño

  • Miércoles 27 de junio de 2018
  • en Finanzas

En línea con la precaria situación que experimenta el mercado laboral en México, la contratación de personas sin experiencia laboral se coloca en los niveles más bajos del que se tenga registro, en detrimento de quienes si cuentan con antecedentes.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resulta que en durante el mes pasado, del total de las personas sin empleo, el 7.12 por ciento no cuenta con experiencia laboral, lo que representa el nivel más bajo desde el año 2005, sólo superado por el 6.70 por ciento de mayo de 2017.

En contraparte, el 92.88 por ciento de la población desempleada está conformada con personas con historial laboral, lo que constituye su segundo nivel más alto (en mayo de 2017 fue de 93.30), de los últimos 161 meses.

Y lo que sucede, es que los empleos mejor remunerados en el país (de cinco salarios mínimos en adelante), y que demandan mayor experiencia laboral, están en auténtico “peligro de extinción”: En los últimos 12 años desapareció el 57 por ciento de ese tipo de plazas laborales. En 2006, representaban el 12.13 por ciento del total de los empleos y hoy en día apenas constituyen el 4.2 por ciento.

Por el contrario, los empleos con menores ingresos (de uno a dos salarios), y que demandan menor o nula experiencia laboral aumentaron de 20 a 29 por ciento del total en los últimos 12 años.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), los bajos niveles de ingreso y la baja productividad de la fuerza laboral son resultado de la combinación de altos niveles de informalidad, bajos niveles educativos y falta de capacitación, por lo que considera necesario generar políticas que permitan una mayor formalización y capacitación de la fuerza laboral para volverla más competitiva y con mejores remuneraciones.

En línea con lo anterior, resulta que, de acuerdo con el INEGI, la población desocupada está conformada principalmente de personas con estudios de nivel medio superior y superior: 49.04 por ciento del total, con datos a mayo pasado. Quienes tienen primaria y secundaria representan apenas el 11.35 y el 35.21 por ciento, respectivamente.

De esta manera, a nivel nacional, la tasa de desocupación (TD) representó 3.2 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), durante el quinto mes del presente año, porcentaje inferior al de igual mes de un año antes, cuando se ubicó en 3.6 por ciento.

Con datos ajustados por estacionalidad, resulta que la TD, que se refiere al porcentaje de la PEA que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo, fue de 3.2 por ciento a nivel nacional, porcentaje inferior al del mes precedente (cuando se ubicó en 3.4 por ciento).