abc Radio


Empresarios respaldan postura de México frente a aranceles de EU

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE)
valoró y respaldó la postura del gobierno mexicano
frente a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles al aluminio y acero del país.

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, indicó que si bien los empresarios mexicanos quieren un Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) más moderno, ello no debe ser a cualquier costo.

México impondrá medidas equivalentes a varios productos de EU

En un pronunciamiento en el marco de la Primera Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de la Agenda de Desarrollo 2030,
lamentó la decisión del gobierno estadunidense
de imponer aranceles al acero y aluminio producido en México, Canadá y en los países de la Unión Europea.

Consideró que esta medida va contra los principios de un acuerdo comercial y de una relación trilateral y comercial que se está buscando fortalecer a través de la renegociación del TLCAN.

“Nuestro total apoyo al gobierno mexicano en un momento en que la unidad nacional es importante, de tener una visión clara del México del siglo XXI,
de un México en la libertad,
en la competitividad, de un México en la tecnología en todos los procesos, un México que responsa a esta agenda que hoy nos une”, apuntó Castañón.

EU atentan contra las reglas de comercio internacional: Concamin

Falso que las exportaciones de aluminio y acero de México atenten contra la seguridad nacional de Estados Unidos y la imposición de aranceles atenta contra las reglas del comercio internacional y es una estrategia más del gobierno de Donald Trump que no abona al cauce favorable de la negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) pues esta medida es utilizada como un mecanismo de negociación.

“México como nación responsable en equidad del comercio internacional
no puede estar sujeto a presiones que salgan del marco de convivencia internacional en la materia.
La decisión de hoy demuestra que la negociación no es suficiente, por eso apoyamos la respuesta del gobierno mexicano en estas medidas” detalló en un comunicado, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Resaltó que México ha respetado reglas del comercio internacional y con eso ha buscado una visión propositiva en la renegociación del TLCAN, sin embargo, ante la ausencia de una justificación económica y la falta de sensibilidad política estadounidense para mantener negociaciones en un marco propositivo, es justificable que México actúe en reciprocidad imponiendo medidas similares.

“Nuestros sectores altamente competitivos son complementos a la actividad productiva de la industria norteamericana. Donald
Trump olvida que los desequilibrios globales de acero
y aluminio no fueron causados por la economía mexicana, por el contrario, la producción y exportaciones de acero y aluminio mexicanos están en el marco de un proceso de integración económica de las cadenas globales de valor”, resalta.

Por ello propone una política industrial que fortalezca el consumo de lo hecho en México, en términos de infraestructura, manufacturas y energía, que permita salvaguardar empleos y empresas del país con el objetivo de elevar el contenido nacional de exportaciones e impulsar la integración productiva y competitiva hacia el interior de México.

“Tenemos que cuidar el comercio internacional,
pero también la producción en nuestro país, por su relevancia en la generación de empleos, inversiones y crecimiento económico de México”, concluye.

Concamin propone que se acelere una política industrial que fortalezca el consumo de lo hecho en México, en términos de infraestructura, manufacturas y energía, que permita salvaguardar empleos y empresas del país con el objetivo de elevar el contenido nacional de exportaciones e impulsar la integración productiva y competitiva hacia el interior de México.

Canacintra afirma que estas medidas disnminuyen la compretitividad en la región

La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Concamin)
también rechazó el anuncio de Estados Unidos sobre aranceles,
afirmando que estas medidas disminuyen la competitividad de la región, lastiman el arduo proceso de renegociación del TLCAN y ponen una barrera de facto a los esfuerzos que Canadá y México hemos hecho por llegar a acuerdos. Respaldamos la decisión del gobierno mexicano de poner en marcha medidas equivalentes.

El Presidente Nacional de Canacintra, Enrique Guillén Mondragón, expresó
“tenemos un tratado de libre comercio vigente y no estamos de acuerdo
con la medida de Estados Unidos, tomando en cuenta que tenemos una relación comercial de más de dos décadas”.

Cualquier retroceso del TLCAN nos afecta a los tres miembros, ya que debilita cadenas productivas, reduce los incentivos para mantenernos como una plataforma de producción y comercio de primer nivel, no permite aprovechar las ventajas competitivas y comparativas que tenemos y nos pone en desventaja frente a otras regiones que han asumido la integración industrial.

Si bien es cierto, que cada país tiene la facultad de tomar decisiones en torno a su seguridad nacional, también es cierto que ese concepto no puede ser el paraguas bajo el que se busque imponer barreras técnicas al comercio, pues cabe destacar que además de las medidas arancelarias que hoy se dan a conocer, Estados Unidos sistemáticamente ha puesto en marcha medidas en contra del libre comercio al amparo de la sección 232 de la Ley de Expansión Comercial, destacando la reciente investigación contra vehículos.

Para Canacintra, es esencial mantener un entorno de libre comercio que respete las reglas que marca la OMC y los acuerdos comerciales. Asimismo reconocemos la importancia de dialogar y cooperar para construir el TLCAN que la región necesita más no a cualquier precio.