abc Radio


En 2016, México importó 4.3 veces más petrolíferos de los que exportó, reporta Pemex

  • Viernes 24 de febrero de 2017
  • en Finanzas

  • Juan Garcíaheredia

En México el promedio de las importaciones de petrolíferos
durante 2016 fue de 799 mil 500 barriles al día con un valor de 17
mil 684.3 millones de dólares, lo cual contrasta con una cantidad
menor de exportaciones de estos productos el mismo año, situada en
una media de 185 mil 500 barriles diarios por un monto de mil 895.1
millones de dólares, según indicadores petroleros.

De acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos, las importaciones
de petrolíferos en nuestra nación se dispararon de 678 mil 200
barriles diarios en 2011 a 799 mil 500 barriles al día en promedio
en 2016; a su vez, las exportaciones de estos carburantes sumaron
una media de 184 mil 800 barriles diariamente en 2011 y para 2016
la cantidad fue de 185 mil 500 barriles diarios.

En tanto, el promedio del valor de las exportaciones de
petrolíferos disminuyó de 6 mil 217.5 millones de dólares en
2011 a mil 895.1 millones de dólares en 2016, año en el que se
incluyeron en estos productos al gas licuado, gasolinas
combustóleo y otros, conforme a referencias de la empresa.

Cabe mencionar que, en base a cifras de Pemex, en 2016 la media
del valor de las exportaciones de petrolíferos fue –como ya se
dijo- de mil 895.1 millones de dólares, mientras que el importe
por las importaciones de estos combustibles se ubicó en un
promedio de 17 mil 684.3 millones de dólares.

En otro orden de ideas, en su reporte de resultados preliminares
al 30 de septiembre de 2016 la petrolera nacional manifestó que
durante el tercer trimestre de 2016, Pemex continuó operando bajo
un entorno adverso de precios como una empresa reestructurada,
haciendo esfuerzos para implementar el uso de las herramientas
otorgadas por la Reforma Energética.

El informe establece que, entre los factores que tuvieron un
impacto significativo en los resultados de la empresa durante el
periodo se observaron: el bajo precio de los hidrocarburos;
tendencia a la baja en gastos generales derivado de la
implementación de recortes y disminución del pasivo laboral;
reducción en impuestos y derechos como resultado de baja en la
base de cálculo y aumento en el límite de deducibilidad para el
cálculo del Derecho por la Utilidad Compartida; materialización
de las aportaciones del Gobierno federal y desinversión de
participación en activos no estratégicos, así como transacciones
de arrendamiento financiero