abc Radio

Encuentran software “rastrillo” con el que robaban litros de gasolina

  • Alejandra Trujillo
  • Lunes 3 de junio de 2019
  • en Finanzas

El titular de Profeco adelantó que se presentará la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de la República

El 8% de las gasolineras utilizan un software popularmente conocido como rastrillo, para robar uno o dos litros de gasolina por cada 20 que se despachan, dio a conocer el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield.

Durante el informe del Quién es Quién en los precios de los combustibles, explicó que el software se coloca en la tarjeta de una caja, la cual se introduce al interior de las bombas de abastecimiento y permite que se controle el flujo de combustibles a distancia.

Foto: captura de pantalla

“Se le adapta un software que se conecta encima y que se conoce, ahora sí que como leyenda urbana rastrillo. Nosotros habíamos escuchado mucho que la bomba tenía rastrillo y que tenía rastrillo. No era evidente al abrir la bomba, había que abrir esta caja y que voltear la bomba y descubrimos a los que están haciendo trampa”, comentó.

Por tratarse de un robo a los consumidores, es decir, un delito, ya pidieron la ayuda de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana para realizar operativos en 71 estaciones gasolineras y próximamente presentarán las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General de la República.

“Esto ya es un delito, esto ya no es una falta administrativa”

Por lo menos, un 8% podrían estar utilizando este rastrillo, por eso tenemos un primer operativo en coordinación con la Secretaría de Seguridad para 71 gasolineras en el país, que vamos a hacer esta primera verificación y estaremos dando vista a la Fiscalía General de la República”, anticipó el procurador.

El hallazgo se realizó en una gasolinera de Champotón, denominada Combustibles e Imagen S.A de C.V, propiedad de Gladys María Luján Díaz, Eduardo José Luján Díaz y Jorge Carlos Barajas.

No obstante, descartó que el software se venda en el mercado negro, porque ya viene instalado dentro de la caja que contiene el rastrillo.

Detalló que ocho estaciones no permitieron la verificación y 29 bombas registraron irregularidades.