abc Radio

Enermex planea abrir fábrica de gasolinerías portátiles

Las estaciones de servicio de Targa Fuels, filial de Enermex, cuestan hasta 75 por ciento menos que una dispensadora tradicional de Petróleos Mexicanos

Enermex, proveedora de servicios e insumos para la industria petrolera, analiza la instalación de una fábrica para producir en México sus gasolinerías portátiles, aseguró Julio Jauregui Saad, CEO de la empresa.

“Queremos poner una fábrica. La tecnología de las gasolinerías está patentada en México, y teniendo la patente podemos producirlas aquí”, dijo en entrevista con El Sol de México.

Julio Jauregui detalla que el concepto de gasolinería portátil se refiere a que las bombas, el tanque de almacenamiento y el techumbre, que son los insumos finales para despachar el combustible, vienen prefabricados, lo que reduce el costo de la estación de servicio de un rango de 15 a 20 millones de pesos, a cinco millones.

La estación de servicio mide 14 metros de largo y cinco metros de alto. También incluye un tanque para almacenar entre 35 mil y 45 mil litros de gasolina, y, según Julio Jauregui, son ideales para terrenos con poco espacio o localidades con poca competencia.

A diferencia de las gasolinerías tradicionales, las de Targa Fuels, filial de Enermex, llegan en un tráiler, son prefabricadas y están listas para instalarse.

Jauregui Saad mencionó que el empresario también obtiene ahorros en el consumo de electricidad, pues los techos de las estaciones incluyen páneles solares y todo es desmontable. “Si no funciona la gasolinería, la desarmo y me la llevo a otro lado. Si el cliente no paga, pasa lo mismo”.

“Estamos viendo con la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) que muchos de sus proveedores se integren a la línea de producción en esta fábrica que pretendemos hacer en Otumba, Estado de México”, dijo Jauregui.

Actualmente, Enermex obtiene las estaciones de servicio de una empresa en Ucrania, pero una vez que reciban más primeras dos unidades analizarán todos los componentes para definir qué insumos se importarán y cuáles se pueden obtener dentro del país.

“Estas gasolinerías ya tienen la certificación de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), por lo que el dueño sólo necesita que la agencia avale que el terreno donde se va a instalar la estación para poder poner su estación”, dijo.

Julio Jauregui señaló que como parte del servicio, Enermex ofrece asesoría en la realización de los trámites para aprobar la supervisión del organismo.

“Lo único que necesitamos del interesado es una fianza por 200 mil pesos para echar a andar el trabajo. Esto democratiza la posibilidad de tener una gasolinería, porque antes era muy de la élite tener este tipo de negocios”, comentó.

La empresa también apoya en la ubicación de un terreno que permita que la estación sea rentable. “Desde el día que empieza a funcionar la gasolinería, nosotros cobramos una parte de la ganancia y el precio total se amortiza en cuatro o cinco años, dependiendo del volumen de ventas”, dijo Jauregui Saad.

Enermex, aseguró, tiene una orden de compra de mil 500 dispensadoras portátiles por parte de una cadena de tiendas de autoservicio, mismas que serían totalmente nuevas y que serán instaladas a un ritmo de 200 estaciones por año. Según datos de la Secretaría de Energía, en México hay 12 mil 141 gasolinerías. La instalación de los nuevos expendios representa un incremento de 12.35 por ciento.